Se retrasa inicio de funcionamiento de las residencias escolares en Vichada

Foto: Colegio de Güerima - Imagen de referencia.

Todo parece indicar que las residencias escolares de Vichada terminarán el primer semestre de 2022 sin entrar en operación, situación que afecta a cerca de 2.800 estudiantes de la zona rural del departamento.

Aunque desde inicio de año la Secretaría de Educación Departamental indicó que tenían previsto arrancar con ese servicio durante la primera semana de mayo, por dificultades en la contratación del servicio de alimentación, la fecha quedó pospuesta.

En un comunicado emitido el pasado 29 de abril, la Secretaría explicó que el contrato para “suministrar la alimentación escolar para residentes escolares y estudiantes de jornada única matriculados en establecimientos educativos oficiales de los municipios de Cumaribo, Puerto Carreño, La Primavera y Santa Rosalía”, fue declarado desierto.

“Se presentó un solo oferente, que no cumplió con los requisitos”, dijo el padre Jairo Pardo, secretario de Educación, al ser consultado para este artículo. “Se ajustaron nuevamente los estudios previos y se espera que, antes de finalizar el mes (de mayo), se esté adjudicando”. El nuevo proceso de contratación, cuya cuantía es de $18.900 millones, ya es visible en el Secop.

En el comunicado, la Secretaría puntualizó que, dada la anterior situación, “se debe continuar con el plan de contingencia hasta tanto no se surtan los procesos contractuales nuevamente por parte de la Oficina Asesora Jurídica de la Gobernación de Vichada”.

Los estudiantes de la zona rural saldrán a vacaciones de mitad de año el próximo 20 de junio y retornarán a las aulas el 17 de julio. Teniendo en cuenta los tiempos de contratación, lo más probable es que el inicio de operación de las residencias escolares se de para el segundo semestre de este 2022.

Inconformidad por la demora

Una de las reacciones a la postergación del funcionamiento de los ‘internados’ llegó desde el colegio Avelino Álvarez, el megacolegio ubicado en la inspección de Tres Matas (Cumaribo, Vichada).

“Los padres de familia la verdad ya nos cansamos de que nos estén engañando con el tema de residencia escolar y transporte escolar”, dijo a través de WhatsApp Rusbel Inocencio, representante de padres de familia.

El Avelino Álvarez tiene una matrícula de 310 estudiantes, 152 se benefician de la residencia escolar. “Ellos son los más afectados”, manifestó Inocencio. “Los demás se ven afectados por la falta de transporte escolar”.

Para hacer frente al cierre de los internados, la Secretaría de Educación implementó la estrategia de que los profesores vayan hasta los estudiantes. “Son ellos quienes van a buscar a los estudiantes a distintas zonas o puntos de encuentro y allí los orientan y les dejan actividades”, aseguró Pardo a EL MORICHAL, en marzo pasado.

Sin embargo, los padres de familia consideran que la estrategia es insuficiente. “Hay algunos profesores que están saliendo a clase, pero hay padres no pueden salir con sus hijos al punto de encuentro por diversas razones”, manifestó Inocencio. Y puso como ejemplo el caso de los estudiantes que llegan desde la inspección de Chupave hasta Tres Matas: “Los profesores se pegan semejante viaje hasta Chupave y algunos niños no llegan por un sin número de motivos”.

Según Inocencio, la falta de la residencia escolar ya empieza a reflejarse en la deserción escolar en esa institución educativa. “Cuatro niños se han retirado del colegio”.

Agregó que hay aproximadamente 10 alumnos de los grados de los grados 9, 10 y 11 que “han llegado a retirar la carpeta”, pero han logrado persuadirlos para que continúen en el colegio. 

“Están latentes de un posible retiro”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.