Inconformidades con el servicio de energía eléctrica en sector El Viento – Tres Matas

Read Time:7 Minute, 16 Second

A finales de diciembre pasado José Antonio Torres recibió el recibo del servicio de energía eléctrica correspondiente al mes de noviembre de 2021. Mirando el papel, la reacción de “Toñito” -como le dicen en El Progreso- fue pasarse la mano por la cabeza, un gesto innato de incomprensión. 

Hacía año y medio que no recibía una factura por ese servicio, y la última que pagó, en febrero de 2020, le había llegado por $8.900. De hecho, ese recibo le llegó caro porque no había pagado la factura del mes de enero de ese mismo año. Es decir que, mensualmente “Toñito” pagaba unos $4.500, costo apenas coherente con el consumo que pueden generar los dos bombillos que tiene en su humilde casa, pues los prende apenas una hora en la madrugada y tres más en la noche. No tiene ningún electrodoméstico.

Por eso su sorpresa con el recibo. Pasó de pagar menos de $5.000 a $33.800 (solo por consumo). Además, en el recibo le cobran un retroactivo por los meses en que no recibió la factura, para un total a pagar de $104.300 en el mes de noviembre.

‘Toñito’ en su casa junto a su familia. Foto: EL MORICHAL.

Como él, decenas de personas de las inspecciones de El Viento y Tres Matas, así como en la vereda El Progreso -zona rural del municipio de Cumaribo-, denuncian que de un momento a otro la Empresa de Energía Eléctrica del Departamento de Vichada (Electrovichada) empezó a generar “cobros exagerados” por el servicio.

Javier Hoyos, también habitante de El Progreso, llevaba dos años sin habitar su casa y regresó a mediados de diciembre de 2021. La factura de noviembre le llegó por un costo de $15.000, pese a que, durante ese mes, y desde enero de 2020, no se prendió un solo bombillo, porque en la casa no vivía nadie. 

Estas denuncias se repiten una y otra vez en esas localidades que, desde 2018 hacen parte del sistema interconectado nacional, y cuentan con energía eléctrica las 24 horas del día. Hay comerciantes que pagaban $70.000 y el recibo reciente quintuplicó el valor. “Uno es consciente de que tenemos que pagar por el servicio, pero no a esos costos tan elevados”, dijo Narciso Baquero, habitante de El Viento.

Javier Hoyos con el recibo de noviembre de 2021. Foto: EL MORICHAL.

Carlos Alberto García, gerente de Electrovichada, aseguró a EL MORICHAL que el incremento en el valor de los recibos se debe a un cambio en el sistema de facturación. “La tarifa de zona no interconectada que se liquidó hasta el año pasado era una tarifa totalmente subsidiada, incluso para los comerciales. Mientras que, la tarifa del servicio interconectado nacional, que es la tarifa que les corresponde a estas localidades, no recibe subsidio, por el contrario, recibe un cobro adicional de 20% en contribución”.

La inconformidad de la ciudadanía también se debe a que actualmente Electrovichada no toma lectura de los contadores. “No sabemos cómo es que sacan entonces esos valores”, dijo Hilda Molina, habitante de Tres Matas.

La empresa no volvió a tomar la lectura porque “los medidores hoy no están en buen estado y no nos garantizan la facturación”, dijo el gerente García, a la vez que explicó que, la liquidación se hace “con base en los consumos promedio (del casco urbano) de Cumaribo”. Esto podría resultar benéfico para la empresa, pero no estaría reflejando la realidad del consumo individual de muchos de los usuarios. 

En noviembre del año pasado, habitantes de Tres Matas -la última inspección hasta donde llega la interconexión eléctrica que viene del departamento del Meta-, enviaron una carta dirigida al gerente de Electrovichada, en la que manifestaban esa irregularidad. Como respuesta, la empresa tuvo que reliquidar los cobros a 8 de los 27 usuarios que se quejaron.

Un recibo perteneciente a la inspección de Tres Matas.

García reconoce los reclamos válidos de la ciudadanía. “Un cliente dice, yo en febrero del año 2020 pagaba 20.000 y hoy me llegó por 80.000, ¿cómo entender eso? Nosotros, en esos casos, hemos entrado a revisar con cuidado las características de cada usuario, y si hay mérito para ajustar el valor liquidado, lo hacemos”. Pero agregó que, “en otros casos le hemos explicado a la gente lo que se les está cobrando, la forma en que se está haciendo, y en su mayoría nuestros usuarios lo han entendido”.

Según los ciudadanos, comunicarse con la empresa para pedir explicaciones de su recibo, no ha sido fácil. “Uno llama a esos números y nadie contesta. No hay un funcionario de Electrovichada con quien hablar acá, viene únicamente a traer los recibos”, dijo Edwin Rojas, residente en la inspección de Tres Matas. 

Muchos de los habitantes quieren hablar con la empresa para llegar a un acuerdo que les permita refinanciar el retroactivo que les están cobrando. “Lo que yo quiero es poder pagar eso en 12 0 18 cuotas y no en 6 como lo están haciendo. Queremos pagar, pero que nos queden más cómodas esas cuotas mensuales”, dijo Luis Ariel Gómez, de El Progreso. “El problema es que no sabemos a quién decirle. Nadie nos presta atención”. 

En Tres Matas, varios usuarios lograron una refinanciación por 18 meses. Lo hicieron a través de un oficio enviado físicamente a Electrovichada. El problema es que no todos tienen esa posibilidad. Javier Hoyos y “Toñito” no tienen computadora ni acceso internet, escasamente un celular básico para llamadas; por eso, la presencia de un funcionario en la zona les haría la vida más fácil. 

Electrovichada asegura que en noviembre del año pasado un asesor comercial socializó con las comunidades respecto al nuevo proceso de facturación, pero la comunidad quedó inconforme con esas explicaciones. “Empezando, vienen personas que no dan respuesta de nada. Se les pregunta, a cómo viene el kilovatio y no saben”, dijo Molina. “Lo único que dijo es que van a cobrar el retroactivo de cinco meses”, señaló Rojas.

El gerente García anunció que Electrovichada está gestionando el proyecto de compra de medidores prepago que serán instalados en los usuarios de esas localidades, como una manera de solucionar el problema de la facturación, y garantizar que cada familia tenga mayor control de su consumo. “Esperamos dar esa buena noticia en los próximos meses”, manifestó.

Calle principal de El Progreso (Vichada). Foto: EL MORICHAL.
Fallas constantes en el servicio

En febrero de 2018, Electrovichada recibió para su administración, operación y mantenimiento la red eléctrica de 34.5 kilovatios que tiene una extensión de 108 kilómetros. Además, continuó atendiendo el sistema de distribución local en El Viento, El Progreso y Tres Matas, que tiene cerca de 320 usuarios.

En los últimos meses el servicio ha presentado constantes fallas por falta de mantenimiento en la red. Solo en los primeros 15 días de enero de este año estas comunidades estuvieron sin servicio la mitad del tiempo. “Eso nos afecta en todo sentido. Hay gente que vende productos que necesitan refrigeración permanente y se están viendo muy perjudicados”, dijo Baquero. “Acá hay una parte del pueblo que depende del acueducto local y sin energía este no funciona. En pleno verano tenemos que durar varios días sin agua”, dijo una habitante de El Progreso.

García explicó que la empresa identificó que las fallas se presentan por vegetación que hace contacto con la red. “Esto nos saca el sistema eléctrico”. 

Pese a que Electrovichada asegura que durante 2021 realizó varias jornadas de mantenimiento a la interconexión, integrantes de las juntas de acción comunal del sector manifiestan que fue la comunidad la que, desde que empezó la pandemia de la COVID-19, ha hechos esfuerzos por mantener operativa la red. 

“Nosotros hemos invertido recursos económicos para comprar aisladores y pagar gente que haga el mantenimiento”, dijo Baquero. “Voluntariamente muchos hemos trabajado. Yo personalmente vine dos veces a trabajar de aquí para abajo (entre El Progreso y Tres Matas)”, dijo el exconcejal de Cumaribo Luis Alberto Sáenz (Pan Loco, como todos lo conocen en la región).

Subestación de El Progreso (Vichada). Foto: EL MORICHAL.

Para mitigar las fallas de las últimas semanas, Electrovichada anunció “un plan intenso de intervención técnico en la zona, donde se realizarán entre otras: podas a vegetación de aproximadamente 2.000 metros lineales que intervienen la red en los sectores como Puerto Machete y los Mangos”, entre otras actividades.

“Tenemos previsto iniciar labores en la última semana de enero. Ahorita estamos en toda la logística de materiales y organizando el plan de trabajo”, dijo García a EL MORICHAL a mediados de enero.

Mientras eso ocurre, los habitantes del sector se acostarán cada noche con la incertidumbre de si mañana otra vez habrá fallas en el servicio de energía.

About Post Author

Edwin Suárez

Comunicador social y periodista con más de 10 años de experiencia en diferentes medios de comunicación. Fundador del periódico EL MORICHAL.
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

3 thoughts on “Inconformidades con el servicio de energía eléctrica en sector El Viento – Tres Matas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *