Por falta de un traslado oportuno fallece adulto mayor en zona rural de Cumaribo

Foto: tomada de pixabay.com

En la mañana de este 30 de junio, Alirio Martínez, un adulto mayor de 60 años de edad, falleció mientras esperaba un traslado urgente desde la inspección de Chupave hacia el hospital de Cumaribo (Vichada). El personero municipal, Oswaldo Galvis, denuncia irregularidades por parte de la EPS Mallamas; la entidad direcciona su responsabilidad hacia el transportador contratado.

Según Galvis, a pesar de solicitar insistentemente la atención y el traslado requerido, “Mallamas evadió la responsabilidad, nos dijeron mentiras y falleció una persona”.

El señor Martínez acudió con su problema de salud el pasado lunes 28 de junio en horas de la tarde al perímetro urbano de Chupave. Se acercó ante la presidenta de junta de acción comunal, quien reportó al hospital y a la entidad Mallamas que el paciente presentaba un cuadro de retención de líquidos, entre otras dificultades.

“Al trascurrir de las horas el señor se va poniendo delicado de salud. El día martes 29, sobre las horas de la mañana sigue empeorado, se vuelve a insistir y la EPS es evasiva, diciendo que esa decisión de autorizar el transporte proviene de la ciudad de Ipiales”, precisó el defensor público.

El personero aseguró que sobre las dos de la tarde del martes 29, Mallamas indicó que el carro había arrancado sobre la 1:00 pm por el paciente, “pero sobre las 7 u 8 de la noche me informan un familiar del paciente que el carro aún no ha llegado a Chupave. Vuelvo a llamar a Mallamas para preguntarle si han tenido de pronto alguna dificultad y me dicen que el carro había tenido fallas mecánicas y que el repuesto se lo acaban de enviar para que este pudiera desvararse e ir por el paciente”, explicó Galvis.

Finalmente, el vehículo salió con rumbo hacia Chupave a las dos de la madrugada de este 30 de junio, pero no alcanzó a cumplir su misión porque don Alirio Martínez falleció antes de que llegara.

Frente al hecho, la EPS le aseguró a EL MORICHAL que hizo la gestión del traslado, pero “un inconveniente que tuvo el prestador de transporte” dificultó la asistencia oportuna del paciente.

“Ellos solicitaron el transporte a las 10:30 de la noche y en ese momento no había ningún servicio. En horas de la mañana el día 29 se hizo la gestión, a las 12:30 fue autorizado, pero en ningún momento nosotros dijimos que salía a la 1:00 de la tarde. Se mandó el correo al prestador ´Transporte Cumaribo´ y ellos dijeron que iban a salir a la 1:30 pero no fue posible e indicaron que salían a las 2 de la mañana del día 30, porque antes no podía pasar el planchón”, explicaron desde Mallamas.

La realidad es que la falta de coordinación y respuesta oportuna por parte de quienes administran la salud en el municipio le costó la vida a un habitante de la zona rural del municipio de Cumaribo. Desde la personería hacen un llamado al Gobierno Nacional para que ponga en cintura a las entidades prestadoras de salud y evite que este tipo de situaciones vuelvan a ocurrir.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *