Calles en penumbra

Gran parte de los carreñenses se hacen la misma pregunta que a diario se hace Jon Narváez: ¿Para dónde se va esta plata que nos están exigiendo?, pues consideran que el costo de los servicios públicos es exagerado y no compensa con la calidad recibida.

Desde hace varios meses habitantes de los diferentes barrios de Puerto Carreño (Vichada) han venido denunciado la falta de alumbrado público en algunos sectores, y el alto costo, que según dicen, se incrementa de manera constate sin que eso sea el reflejo de un eficiente servicio.

“Cada día los gastos por servicios públicos son mayores, no son eficientes y estamos expuestos a la inseguridad”, aseguró un vecino del barrio Simón Bolívar.

La preocupación por falta de alumbrado público ha sido una constante en la comunidad. Indican que, a raíz de los focos de oscuridad existentes en las calles y avenidas, han sido objeto de robos por delincuentes que aprovechan las horas nocturnas y la falta de iluminación para hacer sus fechorías.

“Hace unas dos semanas fui víctima de un robo. Venia por los lados de la malla del aeropuerto, iba rumbo a mi casa y un motorizado me sorprendió con un arma de fuego. Me pidieron la cartera y el celular. Yo entregue lo que tenía”, dijo una habitante del barrio El Mateo. 

Este tipo de situaciones motiva a la ciudadanía a preguntarse: ¿a dónde va a parar el dinero de los servicios públicos? “No hay mejoras, por el contrario, cada día los gastos por servicios públicos son mayores y no son eficientes. El aseo urbano no pasa, el alumbrado público no funciona desde hace un año: solo una farola y está dañada. La inseguridad es elevada, ya no podemos dejar nuestras casas solas”, manifestó Narváez.

El alto costo e incrementos en la tarifa del alumbrado público va en detrimento de la economía familiar de muchos vichadenses. Los entrevistados indican que han pagado desde seis mil pesos en adelante, por un servicio “que no tienen”.

EL MORICHAL conoció que en la Secretaría de Planeación Municipal hay alrededor de 150 peticiones, quejas y reclamos (PQR) de diferentes habitantes, presidentes de juntas de acción comunal y líderes sociales denunciando los lugares que se encuentran afectados por la falta de iluminación.

Según un estudio realizado recientemente entre la cartera de Planeación y Electrovichada -empresa encarga del servicio de energía eléctrica en la capital de Vichada-, en el casco urbano de Puerto Carreño existen 1.833 lámparas de alumbrado público, de la cuales 326 están fuera de servicio.

¿Qué dicen las entidades?

“Cambiar el alumbrado público de la ciudad es un costo muy elevado y la administración no cuenta con los recursos, ni siquiera el recaudo alcanzaría para mejorar esto. Se estaría hablando de dos mil a tres mil millones de pesos, porque estaríamos hablando de nuevas tecnologías”, aseguró Andrea Loaiza, secretaría de Planeación de Puerto Carreño.

La funcionaria explicó que en el mes de julio de este año se ejecutará la primera fase del ‘Plan de Alumbrado Público’ para la ciudad, producto de una caracterización realizada barrio por barrio, y de acuerdo a las quejas ciudadanas, en conjunto con Electrovichada.

Según Loaiza, la primera fase tendrá una inversión de 500 millones de pesos y se instalarán 155 lámparas de iluminación de ahorro o led para el alumbrado público en vías como la perimetral, la que conduce al aeropuerto y la avenida Orinoco.

“Vamos a remplazar 150 lámparas para el tema de ahorro y mejor calidad en el alumbrado. Estas lámparas que retiraremos son las que vamos a empezar a colocar en los barrios por los requerimientos que tenemos. Luego tenemos una segunda y tercera (etapa que) prevé mejorar el alumbrado en los parques y polideportivos”, explicó la funcionaria.

“Estamos esperando que termine el tema del Paro Nacional, para poder traer la grúa o carro canasta (para el cambio de las lámparas) ya que Electrovichada no lo tiene”, dijo Loaiza.

Frente a la posibilidad de expandir el alumbrado público en zonas aledañas al casco urbano, como el caso del sector de Las Granjas, la funcionaria indicó que esperan estructurar el proyecto más adelante con energías renovables.

“Es un proyecto muy amplio, la planimetría y demás, esto es un estudio eléctrico importante. Pero estamos tratando de ir avanzado por sectores, remplazando y mejorando el sector identificado”, indicó la funcionaria.

El cobro del servicio…

Cada mes a los hogares de los carreñenses llega una factura de Electrovichada que, aparte del servicio de electricidad, incluye el cobro del alumbrado público y la tarifa de aseo urbano. La empresa de energía recibe el dinero de esos servicios y posteriormente hace los traslados correspondientes. Las arcas de la administración municipal son el destino final del recaudo de alumbrado público.

2 comentarios en «Calles en penumbra»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *