“De vuelta al cole”, una campaña de la Cruz Roja Colombiana para el regreso a clases

Con el regreso a la presencialidad escolar y el propósito de continuar fortaleciendo el apoyo de estrategias de prevención del contagio y propagación de la COVID-19, la Cruz Roja Colombiana (CRC) en alianza con Cruz Roja Alemana y la Unión Europea de Ayuda Humanitaria, desarrollaron la cartilla “De vuelta al cole”, que busca acompañar el proceso para promover el autocuidado, la prevención y preservación de la salud y la vida.

La Cartilla, que se entregará de manera física en Santander, Arauca, Guainía y Vichada, departamentos priorizados por su cercanía con la frontera oriental del país, contiene medidas de prevención dirigidas a toda la comunidad educativa, y servirá como guía para un regreso a las aulas de manera segura, entendiendo y apoyando tanto el derecho a la educación como el derecho y el respeto a la vida.

“Las medidas de autocuidado y bioseguridad son de vital importancia para la reapertura presencial a las aulas. La Cruz Roja Colombiana como organización neutral frente al retorno a la escolaridad presencial, se mantiene firme en su compromiso humanitario, a través de la Cartilla “De vuelta al cole”, que además de la versión física contará con versión digital, para el uso en todo el territorio nacional”, indica Enrique Bustos Rangel, oficial de Gestión de Riesgo, Equipo de Gestión de Riesgo de Desastres de la CRC.

“De vuelta al cole”, se fundamenta en tres grandes capítulos: Conocimiento del riesgo del Coronavirus y COVID-19; Reducción del riesgo por medio de medidas de autocuidado; y, Manejo de casos sospechosos o confirmados por COVID-19. La campaña está dirigida a tres grupos específicos: personal educativo, padres de familia y estudiantes, así como a las secretarías de educación y salud.

“En este regreso a la presencialidad escolar, es muy importante que los adultos que acompañan a los más pequeños en todo su proceso educativo, sigan siendo un ejemplo de responsabilidad y compromiso grupal. Hay que seguir fortaleciendo el pensamiento colectivo y dejar claro que una pequeña acción, como la de quitarse el tapabocas, no respetar el distanciamiento social o no lavar continuamente las manos, puede afectar a los demás compañeros de clase y a sus familias”, agrega Adriana Lucía Correa, gestora de Conocimiento del Riesgo de Desastre de la CRC.  

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *