Sueño cumplido para Florimar

El 3 de febrero de 2022 la vida de Florimar Pérez Rodríguez cambió para siempre. Una cirugía para corregir una malformación en su boca le ha dado una nueva oportunidad. 

“Mami esta no soy yo. Ahora soy otra”, dijo la pequeña de siete años a su mamá luego de la cirugía que la Fundación Sueños y Sonrisa le realizó en Villavicencio (Meta).  

Florimar nació con labio leporino y paladar hendido, condición que afectaba su salud, estado de ánimo, rendimiento académico y su vida cotidiana.

Su madre, María Alejandra Rodríguez, una indígena piapoco de nacionalidad venezolana que ahora vive en la capital de Guainía, señaló que en su país acudió a todas las entidades competentes para poder gestionar la cirugía de su hija, sin mayor éxito. Por tal motivo tomó la decisión de migrar a Colombia en busca de mejorar su condición de vida.

Pero, en tierras colombianas, Florimar sufrió bullying por parte de sus compañeros de colegio. “Mi hija en el descanso comía en el baño para que los niños no la molestaran”, indicó su madre.

Esta situación causó que la niña le manifestara a su mamá que no quería volver al colegio. “Yo le decía a mi hija que ella no es menos que los demás, que Dios la trajo a este mundo así por una razón”, señaló Rodríguez.

Florimar antes de su operación.

Sin embargo, la madre de Florimar coincidió con la odontóloga Angie Alvarado, quien al conocer la historia hizo contacto con el doctor Libardo Vaca Devia, cirujano maxilofacial que dirige la Fundación Sueños y Sonrisa. El médico se ofreció a operar a la pequeña y a brindarle hospedaje y alimentación. 

“Nosotros ayudamos a recaudar los boletos y manutención en la ciudad de Villavicencio”, explicó Alvarado a EL MORICHAL.

Gracias a la gestión y el apoyo de estos profesionales Florimar finalmente pudo ser operada: su sueño se hizo realidad. Podrá sonreír sin temor a que le vuelvan a hacer bullying. 

Operación de Florimar. Foto, Facebook: Rafael Carrasquilla.

“Estoy muy feliz con el doctor Vaca que me ayudó, quiero regresar ya al colegio y demostrarles a mis compañeros que ya soy otra, ahora no se van a reír de mí”, dijo la pequeña a su mamá.

Alvarado dijo que esperan conocer más casos como el de Florimar y poder ayudar a estos niños. “Se quiere crear un proyecto para poder articular y materializar, y así poder llegar a más familias tal cual como lo hace la Fundación Sueños y Sonrisas”, señaló. 

Si usted conoce uno de estos casos, que requiera ayuda, o si quiere hacer una donación, puede contactarse a través del teléfono 3134183210.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.