UCI covid en Puerto Carreño lleva mes y medio desocupada

Puerto Carreño presenta una notable disminución de casos de la COVID-19. En los últimos días, las autoridades de salud han reportado un comportamiento controlado frente a los contagios en el departamento, al punto que, actualmente no existe ningún paciente hospitalizado ni en la Unidad de Cuidados Intensivos de la ESE Departamental San Juan de Dios.

“Desde hace un mes y medio no tenemos pacientes covid en la UCI. La respuesta es que, en Puerto Carreño la vacunación ha sido efectiva y ha beneficiado que a la fecha no tengamos ni un solo paciente en UCI”, explicó a EL MORICHAL la médico internista del San Juan de Dios, Camila Ardila Sabogal.

Según los profesionales del hospital local de Puerto Carreño, la inmunización contra la COVID-19 marca un antes y un después en la capital vichadense, ya que “disminuyó la mortalidad cuando empezó la vacunación. La vacunación salva vidas. Los que tienen la oportunidad de vacunarse deben hacerlo”, dijo Ardila.

Los meses más críticos por cuenta del coronavirus en el departamento fueron mayo y junio de 2021, donde la ocupación UCI estuvo a punto de rebasar la capacidad instalada, llegando a un 96%. Como respuesta a ese panorama, las autoridades sanitarias implementaron jornadas de prevención covid, autocuidado y el uso correcto de los implementos de bioseguridad, por las principales vías de la ciudad.

Según datos aportados por el hospital, en lo que va de la pandemia alrededor de 92 pacientes han ingresado al centro de salud por complicaciones con la COVID-19, algunos de ellos estuvieron en hospitalización y otros a la UCI. De hecho, “algunos fueron remitidos y otros tuvieron la fortuna de salir adelante con el tratamiento que brindamos aquí”, precisó la especialista.

Esta área especializada cuenta con 12 camas con sus respectivos elementos para poder dar respuesta inmediata. Así como un equipo profesional integrado por jefes de enfermería, auxiliares, médicos generales, especialistas y fisioterapeutas; algunos de estos, nativos de Puerto Carreño.

La lucha del personal médico

Un año y seis meses después de que el nuevo coronavirus llegara a nuestro país, los trabajadores de la salud hablaron también de sus experiencias y de cómo a pesar de estar preparados para manejar ciertas enfermedades y circunstancias, “lo vivido con la COVID-19 no tiene precedentes”.

Para la internista Ardila, ha sido una experiencia difícil, “no solo por el cansancio físico en parte laboral, sino también emocional”.  Tener que dar la mala noticia a los familiares por las pérdidas o al ver partir a muchos amigos y seres allegados, ha sido muy difícil”.

Pero la lucha del personal médico también ha sido contra el escepticismo de la gente frente a los servicios locales de salud. “Al principio la gente estaba escéptica, pues consideraban que aquí en el hospital no podíamos atenderlos, pero hemos podido demostrar que el hospital tiene una buena gerencia, capacidad de atención y respuesta”, dijo la internista.

“Aquí lo hemos dado todo”, precisó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.