Procuraduría pidió medidas urgentes ante desnutrición de niños indígenas en Puerto Carreño

Foto: Archivo particular

Ante el riesgo en que se encuentran los niños y niñas indígenas de Vichada, a causa de desnutrición, la Procuraduría General de la Nación insistió a la Gobernación de Vichada y a la Alcaldía de Puerto Carreño en la urgencia de tomar medidas para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional de esta población de especial protección constitucional.

En oficio enviado a los mandatarios territoriales, Álvaro León y Jair Beltrán, la Delegada para la Defensa de los Derechos de la Infancia, la Adolescencia, la Familia y las Mujeres, advirtió que “es preocupante que esta situación continúe presentándose en ese departamento, sin que hasta el momento se conozca que se hayan adoptado medidas eficaces, en aras de respetar la dignidad como sujetos de derechos y de evitar que este grupo poblacional tenga que acudir al relleno sanitario “El Merey” para alimentarse de desperdicios”.

Agregó que también inquieta al órgano de control el hecho de que esta población no cuente con servicio de agua potable y se estén quedando sin cupos escolares.

“Les solicito una gestión articulada y activa a la mayor brevedad posible con sus equipos de trabajo, a fin de propender por el derecho a la seguridad alimentaria y nutricional con enfoque territorial de los niños, niñas y adolescentes, asegurar la solución de las necesidades básicas (agua potable y servicio de salud) y, sobre todo, propender porque se cuente con un sistema de protección social más sensible a la infancia y a la adolescencia, que contribuya a reducir la vulnerabilidad económica y social”, enfatizó la Procuraduría en la misiva.

La gobernación y la alcaldía tendrán 10 días hábiles para responder el requerimiento del ente de control y anexar el cronograma del plan de acción a desarrollar en los últimos meses del año y el primer semestre de 2022, para abordar de manera efectiva esta grave problemática.

La Procuraduría recordó que el pasado mes de septiembre hizo un llamado a los ministros de Salud y Protección Social, de Agricultura y Desarrollo Rural, al superintendente Nacional de Salud, y a los gobernadores de Antioquia, Bolívar, Cesar, Chocó, Córdoba, Magdalena, Meta, Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Sucre, Vichada, Valle del Cauca, Atlántico y La Guajira (con mayor número de casos en el país), a definir estrategias para enfrentar el incremento de muertes asociadas a la desnutrición de niños y niñas menores de cinco años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *