Ampliación de resguardo indígena preocupa a campesinos de Siripiana y Guacamayas

El proceso de ampliación del Resguardo Guacamayas Mamiyare tiene preocupados a los propietarios de al menos 34 predios de las veredas Siripiana y Guacamayas (Cumaribo, Vichada), que podrían ver como se esfuman sus fincas que en total suman 96 mil hectáreas.

El Resguardo, ubicado en la inspección de Tres Matas, zona rural del Municipio de Cumaribo, se encuentra en un proceso de ampliación desde finales de 2019. Por tal motivo, la Subdirección de Asuntos Étnicos realizará una visita entre el 27 de abril y el 10 de mayo de 2021, con “el fin de elaborar el Estudio Socioeconómico Jurídico y de Tenencia de Tierras”.

Esa visita tiene inquietos a los finqueros. Aseguran que no han sido notificados del proceso de ampliación, por eso convocaron a una reunión para el próximo lunes 26 de abril, con fin de dejar un precedente frente a entidades como la Agencia Nacional de Tierras, la Gobernación de Vichada, la Alcaldía de Cumaribo, la Asamblea Departamental, el Concejo Municipal, la Defensoría del Pueblo, el Vicariato y los presidentes de las juntas de acción comunal de la zona.

La diputada Aleida Forero es oriunda de la vereda Siripiana y ha seguido de cerca el proceso, en la finca de su mamá se realizará la reunión. Asegura que el objetivo es “mostrar el clamor de los campesinos al respecto y sentar una voz de rechazo total”.

La mayoría de campesinos que ven comprometidas sus tierras por la acción de la Agencia Nacional de Tierras, llevan más de cuatro décadas habitando la zona. Aunque gran parte de los predios tienen títulos de propiedad, eso no les da tranquilidad. “Hemos visto como revocan títulos sin ningún tipo de criterio. La Agencia ha actuado con arbitrariedad”, manifiesta Forero.

“Si la Agencia llega a fallar a favor de los indígenas, ellos (los finqueros) estarían perdiendo su tierra”, precisa la diputada.

Erika Alvarado, quien también es nacida y criada en esas veredas, dice que “nosotros los campesinos sustentamos mayor parte de la economía en nuestro territorio y ahora vamos a quedar más de trescientas familias sin predios. Seremos desplazados”.

En abril de 2020, al acoger la solicitud de la Procuraduría General de la Nación, el Juez Promiscuo de Familia de Puerto Carreño ordenó a la Agencia Nacional de Tierras concluir el proceso administrativo de ampliación del Resguardo Guacamayas Mamiyare interpuesto indígenas de la etnia sikuani, lo antes posible.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *