Obra del nuevo edificio de la alcaldía de Inírida lleva dos años y medio de retraso

El nuevo edificio de la alcaldía de Inírida, que se construye en el centro de la ciudad, lleva dos años y ocho meses de retraso. La obra tiene un costo total de 8.125 millones de pesos (su costo inicial era de $7.615.171.268 y en diciembre de 2020 recibió una adición de $510.287.072).

El proyecto está a cargo de la Unión Temporal Palacio 2018, conformada por las firmas Corporación de Apoyo Institucional Corpain (1 % de participación), JS&S Ingeniería LTDA (1% de participación) y CACR Ingeniería y Construcciones SAS (98 % de participación), y representada legalmente por Carlos Alberto Cruz Rubio.

El contrato empezó a ejecutarse el 9 de julio de 2018 y su terminación estaba proyectada para el 8 de noviembre de 2019. Sin embargo, eso se fue dilatando por suspensiones y cuatro prórrogas solicitadas (de acuerdo a la información disponible en el Secop) por el contratista. 

Justificando problemas para el transporte del material desde Bogotá y Villavicencio hacia Inírida, en octubre de 2019 el contratista solicitó una prórroga de seis meses (150 días) y fue aprobada por la Administración Municipal el 9 de noviembre de ese año. La prórroga iría hasta el 9 de abril de 2020, pero debido a suspensiones relacionadas con la pandemia, durante ese año no hubo ningún avance.

Render.

Cuando la administración del actual alcalde Pablo Acosta recibió el proyecto en enero de 2020, la obra tenía un avance físico del 71 % y un avance financiero del 69.6 %. Con corte al 14 de marzo de este año, la construcción tenía un porcentaje físico de ejecución del 94 % y un avance financiero del 90 %. Lo que refleja que bajo la administración de Acosta el avance ha sido lento. 

Otra de las prórrogas se presentó entre el 4 de mayo y el 3 de septiembre de 2021. Y una más se dio entre el 4 de septiembre y el 31 de diciembre del mismo año. Todas esas prórrogas han servido para ir dando largas a la fecha de terminación de la obra. 

Dando respuesta a un derecho de petición enviado por EL MORICHAL a la Secretaría de Planeación Municipal para conocer motivos sobre los notables retrasos de la obra, la entidad aseguró que “las obras están expuestas a retrasos, que no son previsibles dentro de la planeación de un contrato, factores como la pandemia COVID-19, que impidió la ejecución casi en la totalidad de la vigencia 2020 y que afectó la producción de materiales en gran parte de la vigencia 2021”.

La nueva fecha de terminación está estimada, de acuerdo con la Secretaría de Planeación, el próximo 31 de agosto, siempre y cuando no se presente una nueva prórroga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.