El COVID afectó la vacunación del PAI en Vichada

La pandemia de la COVID-19 afectó en Vichada el Plan Ampliado de Inmunización (PAI), el cual busca, de acuerdo con el Ministerio de Salud, disminuir las tasas de mortalidad y morbilidad causadas por las enfermedades inmunoprevenibles.

El PAI, una iniciativa de la que hacen parte “las naciones del mundo y de organismos internacionales interesados en apoyar acciones tendientes a lograr coberturas universales de vacunación”, cuenta con 22 vacunas que protegen contra 27 enfermedades. Es considerado el programa más efectivo en salud pública para controlar enfermedades como la tosferina, las hepatitis, difteria, parotiditis, gripe por el virus de influenza, vacunación con VPH, tétanos, diarrea por rotavirus, neumonías y a través del cual se lograron erradicar enfermedades como la viruela.

Con la llegada del nuevo coronavirus al país a inicios de 2020, el aislamiento obligatorio, el departamento de Vichada sufrió una baja considerable en las tasas de inmunización del PAI. De los cuatro municipios, solo Puerto Carreño y Santa Rosalía cumplieron con los esquemas en menores de un año. Sin embargo, en niños con edades mayores “los refuerzos contra la difteria, tétanos y tosferina (DPT) y polio no alcanzaron coberturas útiles”, dijo Consuelo Sierra, coordinadora del PAI departamental.

Para el caso de La Primavera, “no se logró coberturas con ningún biológico”, indicó Sierra, “lo que representa un panorama de riesgo para la salud de los niños de este municipio”.

En el municipio de Cumaribo, donde la densa población es indígena, y en su mayoría niños, el PAI mostró un comportamiento crítico durante 2020. Para enfermedades como polio, pentavalente y rotavirus, que constituye un riesgo de enfermar y muerte para los menores que no reciben estas vacunas, la cobertura estuvo por debajo del 35 %.

MunicBCGPolioPentavalentRotaNeumHep ASRPFAVaricelaRef SRP1er Ref VOP
Puerto Carre.75.3%97.3%97.3%104%113.6103.4105.5103.4%99.2%81.8%88x%
La Prima49.2%77.2%76.7%77.2%89.4%84.6%84.1%86.4%85.5%83.3%66.8%
Santa Rosal55.1%106.7106.7100%100%109.4109.4109.4%84.7%87.8%87.1%
Cumar78%30%31.8%35.3%51.5%63.9%76.6%74.4%50.4%57%28.1%

Cobertura PAI en Vichada durante 2020.

Dos años en riego

Los bajos índices de cobertura PAI durante 2020 se explican por las fuertes medidas de confinamiento y el temor de la ciudadanía de acudir a centros de salud por posibles contagios de la COVID-19.

Pero en 2021, con una realidad diferente, donde los esfuerzos de vacunación se enfocaron en el biológico COVID, las cifras de inmunización PAI en Vichada siguieron siendo regulares.

Solo en Puerto Carreño se obtuvieron coberturas útiles, según la Secretaría de Salud. “No se logró indicador con BCG, sin embargo, por monitoreo se pudo evidenciar el cumplimiento de la misma”, dijo Sierra.

En Santa Rosalía sucedió algo similar que en la capital vichadense. “No se logró el 95% con rotavirus, neumococo y BCG, sin embargo, los bajos resultados de esta última al igual que en La Primavera obedecen a niños que nacen en otros Departamentos”, explicó la funcionaria.

El proceso de inoculación de los niños y niñas en Cumaribo en el 2021 fue bastante crítico. “Se puede observar que, con polio, pentavalente y rotavirus las coberturas son inferiores al 30 %, lo que constituye un panorama de riesgo para la salud de la población”, argumentó la coordinadora del PAI.

PAI para los indígenas y migrantes venezolanos 

El fracaso del PAI estos últimos dos años en el municipio de Cumaribo puede recaer en el escepticismo que ha venido aumentando entre las comunidades indígenas, así como la falta de concertación entre las autoridades locales e indígenas.  

“Cada vez que llegan los vacunadores piensan que es la vacunación es contra el COVID y aunque se les informe que son los otros biológicos del esquema PAI, ellos se niegan, dijo Sierra. “Esta situación ha afectado estos resultados”.

Considerando la dificultad, una de las tácticas que ha implementado la Secretaría de Salud junto al hospital público del departamento, ha sido ir vacunando, en las áreas urbanas, casa a casa para facilitar el proceso. También han implementado jornadas de vacunación cada tres y cuatro meses. Solo se han presentado dificultades en Cumaribo con esta estrategia porque, por la geografía del territorio, en algunos sectores alcanzan a realizar los tres recorridos.

Para el caso de los extranjeros, la Secretaría explicó que se vacunan sin importar su estatus migratorio. “Desde el 2016 se garantizan todas las vacunas disponibles en el esquema para Colombia, el requisito es presentar su carnet de vacunas para saber qué vacuna necesita. El documento de identidad del menor no es impedimento para realizar la vacunación en razón de que se registra con los datos del padre o cuidador”, indicó Sierra.

La funcionaria precisó que, “la mejor manera de demostrarle a nuestros niños lo mucho que nos importan es garantizándoles un esquema oportuno y completo de vacunación”.

Un comentario en «El COVID afectó la vacunación del PAI en Vichada»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.