Un campeón en el billar

Daniel Gutiérrez hizo del billar un estilo de vida. Tiene 28 años, es licenciado en educación física y deportes; actualmente su vida transcurre entre mesas de billar en Madrid, España.

“El billar para mí es un deporte de arte y precisión en el cual intervienen la destreza física y mental. Hace parte de los deportes más bonitos y complejos, es una maravilla”, dijo Gutiérrez por teléfono a EL MORICHAL.

Nació en Puerto Carreño. Allí, mientras acompañaba a su papá en el tradicional billar de ‘Los Embajadores’ de la capital vichadense, fue despertando el amor por ese deporte que lo llevó, entre 2016 y 2018, a recorrer las principales de país ciudades del país participando en diferentes torneos, cosechando medallas.

“Allí fue donde empezó toda esta pasión y pronto me di cuenta del talento que tenía para este deporte y empecé a profundizar”. Explica que con “el billar se pueden lograr muchas cosas, no solo deportivamente, sino para la vida en general. Se consigue un reconocimiento social, se puede conseguir una vida económica cómoda, se puede conocer el mundo”.

Luego de haber estudiado una licenciatura en educación física y deportes en Armenia (Quindío), a los 22 años logró ubicarse en Bogotá trabajando como entrenador de la Liga de Billar de Cundinamarca.

Reconoce que su trayectoria profesional en esta modalidad deportiva, que se identifica más como una actividad recreativa de fin de semana, no ha sido fácil. “Competí tres años consecutivos generando tres medallas de oro en campeonatos nacionales oficiales y una medalla de oro en un abierto Nacional,” explica Gutiérrez. Durante dos años recorrió el país participando en diversos torneos, en los que casi siempre ocupó uno de los cajones del podio.

En enero del 2019 Gutiérrez, decidió viajar a Europa para buscar nuevos horizontes y tener la posibilidad de profundizar más en el billar. “Actualmente soy entrenador deportivo de billar aquí en Madrid, doy clases de billar a personas de todas las edades desde jóvenes de 20 años hasta adultos de más de 60”. 

Para no dejar apagar esa ‘llama del amor’ con el billar le ha tocado trabajar de camarero en bares y restaurantes para sobrevivir, mientras sigue ganando terreno en ese complejo ambiente deportivo en que ya empieza a cosechar sus primeros triunfos. Este año en el campeonato de España, por ejemplo, obtuvo medalla de plata; en la ciudad de Córdoba ocupó el segundo puesto en un torneo Open; y quedó de tercero en un campeonato individual en Alicante.

Las expectativas de Gutiérrez a corto plazo están puestas en ganar un campeonato individual de relevancia en España. Sueña con ir a los ‘Eurotour’ -una serie de eventos de billar profesionales establecidos en Europa-, y se proyecta incansablemente para lograr su participación en mundiales de billar.

Un comentario en «Un campeón en el billar»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *