La amenaza de la Alcaldía de Puerto Gaitán a indígenas de Vichada que han llegado al municipio

En un comunicado de prensa publicado en redes sociales el pasado 30 de marzo, la Alcaldía de Puerto Gaitán (Meta) asegura que los indígenas que hace algunos días circulan por las calles del caso urbano de Puerto Gaitán, incluso en condición de indigencia, no pertenecen a los resguardos de su municipio, sino que provienen del departamento de Vichada, por lo que amenazó con realizar acciones para retornarlos a sus territorios.

El comunicado se apalanca en las declaraciones de Jorge Enrique Flórez, gobernador del Resguardo Wacoyo (el mismo resguardo que en días pasados protagonizaron el bloqueo de la vía al Vichada), quien asegura que, “la comunidad indígena que está como indigente en las calles de Puerto Gaitán no es de aquí. Las comunidades indígenas que nosotros representamos estamos en nuestros respectivos territorios”.

Según el documento, Flórez también precisó que “las comunidades indígenas tienen sus territorios ancestrales adjudicados por el Gobierno Nacional y por consiguiente deben ser retornados a sus sitios de origen”. Sin embargo, el líder indígena instó a la entidad a realizar apoyo humanitario a los nativos, mientras son devueltos a sus territorios.

El comunicado también cita a Gonzalo Agudelo, asesor de la Alcaldía, quien explicó que convocarán a diferentes entidades para hacer acompañamiento al respectivo retorno de los indígenas vichadenses.

Una mirada diferente del problema

Para Elizabeth Apolinar Jiménez, una indígena sikuani que ha estudiado ampliamente la historia de su pueblo, y que actualmente se desempeña como secretaria de Asuntos Indígenas de Vichada, no es extraño que los nativos a los que hace referencia la Alcaldía de Puerto Gaitán, provengan de Vichada.

Apolinar le explicó a EL MORICHAL que los sikuani tradicionalmente han sido un pueblo nómada. Su corredor ancestral compone todo el sector del municipio de Puerto Gaitán (Meta) y el territorio del departamento de Vichada. “De una u otra forma ellos vuelven a estos territorios porque sus abuelos estuvieron ahí”, manifestó.

El conflicto armado también ha provocado muchos de los movimientos y desplazamientos de las comunidades indígenas sikuani. Apolinar explica que cuando ocurrió la masacre de Planas (en zona rural de Puerto Gaitán) muchas comunidades abandonaron sus territorios y se fueron a sectores como el de Cumaribo o Puerto Carreño, Vichada. “Se fueron huyendo de la masacre, pero ahora que en esos lugares a donde migraron presentan condiciones difíciles, vuelven a Puerto Gaitán porque saben que allá hay mejores condiciones en este momento”.

La situación de Puerto Gaitán es similar al fenómeno que actualmente se presenta en Puerto Carreño (con otros etnias), donde cientos de indígenas que tienen el carácter de binacionales (que se pueden mover libremente de un país a otro) han retornado desde Venezuela, huyendo de la crisis humanitaria que allí se presenta. Hace décadas comunidades indígenas enteras se fueron a hacer vida en territorio venezolano, escapando del conflicto armado colombiano.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *