Funcionarios del CDI de Cumaribo denuncian incumplimiento en el pago de su liquidación

Foto: Archivo particular

Los empleados del Centro de Desarrollo Infantil (CDI) del Instituto Colombiano del Bienestar Familiar (ICBF) en Cumaribo, Vichada, llevan más de 60 días esperando que les paguen la liquidación del tiempo laborado durante el año anterior.

Los CDI prestan un servicio institucional que busca garantizar la educación inicial, cuidado y nutrición a niños y niñas menores de 5 años. Estos centros son entregados por el ICBF a un particular para que los administre. Durante 2020 la Fundación Humanista estuvo a cargo del CDI en Cumaribo.

Para cumplir con la atención de los cerca de 160 menores beneficiados, 29 empleados fueron contratados. Son ellos los que hoy reclaman por sus honorarios. Una de las afectadas le dijo a EL MORICHAL que espera el pago de cerca de $1.500.000, correspondiente a la liquidación comprendida entre el 25 de marzo y 31 de diciembre de 2020. Los mismo ocurre con el resto de personas, cuya deuda varía de acuerdo al salario mensual que recibían.

Como los funcionarios del CDI duran los dos o tres meses primeros meses del año sin trabajo, hasta que vuelve a empezar a funcionar el Centro, muchos cuentan con el dinero de la liquidación para subsistir. “Hay familias que lo están pasando mal”, dijo una de las damnificadas.

A parte de los empleados, dos supermercados locales que suministraban los insumos para las raciones de alimento para preparar en casan que recibían los padres de los infantes, resultaron afectados por la falta de pago. Según conoció este medio de comunicación, se trata de una deuda que supera los 70 millones de pesos.

El representante legal de la Fundación Humanista es Ottoniel Tirado Nieves. Al menos dos de las personas afectadas le dijeron a este periódico que él dejó de responder a sus llamados hace algunos días y no ha sido posible ubicarlo, debido a que la sede de la fundación se encuentra en un municipio de Cundinamarca.

Vía WhatsApp EL MORICHAL contactó a Tirado Nieves para conocer su opinión al respecto, pero apenas respondió el saludo y no se refirió al tema. En una revisión rápida en Internet al ‘sistema de consulta de procesos de la Rama Judicial’, se evidencia que el señor ha tenido varias demandas por el no pago de sus obligaciones. A sus acreedores les ha tocado recurrir a la justicia para no perder su dinero.

Este medio de comunicación también consultó la situación con la regional del ICBF en Vichada, pero el interlocutor dijo que elevarían la solicitud de información a Bogotá. Esa respuesta puede tardar días o semanas, o no llegar nunca.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *