Alternancia: Así será la educación en Vichada y Guainía en 2021

Por estos días la mayoría de estudiantes de primaria y bachillerato se encuentran de vacaciones, pero en un mes deberán estar alistando maletas para empezar nuevo año escolar, atípico como este que termina. En Guainía y Vichada, como en todo el país, el modelo será la alternancia.

Vichada

De los 21.000 estudiantes que tiene el departamento solo 18.000, aproximadamente, se podrán acoger al modelo de alternancia decretado por el Gobierno Nacional. Los otros 3.200, que estudian en las residencias estudiantiles o internados, seguirán con sus estudios únicamente desde casa, explicó el Padre Jairo Pardo, secretario de Educación de Vichada.

“Habrá unos encuentros esporádicos para entrega de material y orientación por parte de los profesores, pero como tal, las residencias escolares no se aperturarán sino posiblemente después de mitad de año”, dijo el funcionario. Estas residencias son consideradas por la Secretaría de Educación como un posible foco de contagio para el departamento.

Los centros educativos que trabajan con estudiantes externos (aquellos que viven en su casa y acuden diariamente el colegio), implementarán la alternancia de manera autónoma, siempre y cuando tengan al día los protocolos de bioseguridad.

“Cada colegio decidirá cómo va a funcionar esa alternancia, si va un grado por día, ellos deciden. Depende de la cantidad de niños que tengan”, indicó Pardo.

En los colegios donde hay estudiantes internos y externos, como el caso del Silvino Caro Heredia en El Viento o en el de Santa Rita, la alternancia funcionará para quienes puedan asistir al centro educativo.

El calendario escolar de 2021 en Vichada inicia el lunes 1 de febrero, sin embargo, la Secretaría de Educación aún no sabe cuántos centros educativos iniciarán con la alternancia desde esa fecha. “Los que tengan listos los protocolos de bioseguridad podrán empezar con la alternancia. Habrá otros que empezarán con el estudio en casa y cuando estén listos la aplicarán”, explicó el Padre Jairo.

Para garantizar la adecuación e implementación de los protocolos de bioseguridad en los colegios de Vichada, el Ministerio de Educación destinó cerca de 3 mil millones de pesos, recursos que fueron girados a la Gobernación. “Eso es para compra de elementos básicos como gel, lavamanos, tapetes y termómetro. Y para adecuación de unidades sanitarias, demarcaciones, trajes de protección de los profesores, etc.”, manifestó el secretario de educación.

Guainía

En el departamento de Guainía la educación regirá bajo el modelo de alternancia para todas las instituciones educativas, incluyendo las 12 que tienen residencias escolares.

Según Bilialdo Tello, secretario de Educación del departamento, lo más seguro es que en los colegios del área rural empiecen desde el primer día con la alternancia, mientras que las instituciones ubicadas en el área urbana de Inírida comenzarán con trabajo en casa y poco a poco implementarán la presencia de estudiantes en las aulas de clase.

Esto se debe a que, “sin tener un plan, muchas escuelas rurales trabajaron (durante 2020) un esquema de alternancia porque en la comunidad está en la misma escuela y los niños por interés propio iban a la casa del profesor a pedir asesoría y terminaban recibiendo clase en grupos de a tres o cuatro”, explicó el secretario.

El inicio de clases para los estudiantes del área urbana será el 25 de enero, mientras que los escolares del área rural inician el 1 de febrero. Según Tello, se estima que presencialmente asista máximo el 30% de la capacidad o aforo de cada institución.

El Ministerio de Salud destinó 3.845 millones de pesos para que el departamento de Guainía pueda adecuar las instalaciones e implementar todas las medidas de bioseguridad en los colegios y escuelas. De ese valor, cerca de 3.100 millones serán invertidos en las residencias escolares o internados.

Los cerca de 13 mil estudiantes de Guainía seguirán recibiendo la ración del Programa de Alimentación Escolar para preparar en casa.

¿Qué opinan los estudiantes?

Nicolás Suárez tiene 16 años de edad, vive en la vereda El Progreso (Cumaribo, Vichada) y este año cursó noveno grado. Desde que empezó el bachillerato ha estudiado interno en el colegio Avelino Álvarez de la inspección de Tres Matas.

Para Nicolás fue un año académico particular y difícil. Los niños y jóvenes se acostumbran a convivir buena parte del tiempo con sus amigos, se crean unos vínculos de amistad más estrechos que en los niños que estudian externos. “Me hacen falta mis amigos#, le dijo en repetidas ocasiones a Nancy Narváez (su mamá).

Además, el trabajo con guías es más complejo para muchos estudiantes, sobre todo en aquellos que tienen padres con baja escolaridad, que no les pueden ayudar a resolver dudas. Las condiciones de conectividad en la región tampoco permiten que los alumnos contacten a sus maestros para cualquier orientación.

Nancy cree que el rendimiento académico de Nicolás este año bajó, a causa del estudio desde casa.

Previendo la posibilidad de la alternancia en 2021, los padres de Nicolás decidieron cambiarlo de colegio y de modalidad. Estudiará externo en un centro educativo más cercano, ubicado a 18 kilómetros de su casa. Deberá ir al colegio todos los días en una moto, en la que se gasta 40 minutos por trayecto. Todo un reto teniendo en cuenta las condiciones de las vías en la región.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *