¿Cuál será el futuro de los rallys en las sabanas de Inírida?

Foto: Foto del recuadro - Tomado Facebook Travesía Ecoturística Guainía

Semana y media después del “2 Rally por equipos” realizado en el municipio de Inírida el pasado 1 de noviembre, un grupo de ambientalistas elevó una solicitud virtual para recoger firmas que respalden la petición hecha a la Corporación CDA, de prohibir este tipo de actividades en las sábanas de arena blanca del Guainía.

En un chequeo rápido por las redes sociales se aprecia que por lo menos desde 2014 se viene realizando esta práctica, que cada vez toma más fuerza, por las incipientes trochas que conectan a la ciudad de Inírida con comunidades indígenas cercanas.

La situación tiene preocupados a un grupo de profesionales, quienes aseguran que estas sabanas son equivalentes a los páramos, actúan como piscinas de descomposición de taninos e incubadoras de especies de peces ornamentales, realizan la captación de aguas lluvias y hacen parte de los nacederos de agua que alimentan y tributan los drenajes o caños conocidos como Sabanitas, Vitina, Bonito, entre otros.

“Los ecosistemas de sabanas encharcables todo el año de arenas blancas son suelos únicos en el mundo que se encuentran ubicados en las zonas de ‘peneplanicie’ de las inmediaciones del Municipio de Inírida, el Río Atabapo, Orinoco y Guainía y solo se encuentran en una pequeña porción en Colombia y Venezuela las cuales albergan una enorme cantidad de especies vegetales y animales”, dice el documento que justifica sus pretensiones.

Los que no se explican los ambientalistas es por qué “para realizar actividades de investigación se debe pagar y pedir permisos, pero para que pasen carros por encima de miles de especies no se exijan ni permisos, ni mitigación o estudios reales sobre lo que van a dañar”, y consideran que “el rally con carros atravesando las sabanas no es una actividad que se clasifique en una actividad imprescindible, sostenible, ni viable a mediano y largo plazo”.

Julián Darío Cárdenas, representante legal del Club que congrega los aficionados de los carros 4×4 en Inírida, indicó que ellos no realizan rallys sino paseos familiares ecoturísticos en sus camperos y motos “para gozar de las bellezas ocultas de nuestra linda Guainía”. Sin embargo, en los posters publicados en las redes sociales para promocionar este tipo de eventos literalmente hablan de un rally: “2 rally aventura 4×4 por equipos, La revancha. 1 de noviembre”, decía un afiche publicado el pasado 28 de octubre en el perfil de Facebook ‘Travesía Ecoturística Guainía’.

Según Cárdenas, entre 2019 y lo corrido de 2020 han realizado apenas tres salidas a recorrer las carreteras de las sabanas cerca de la ciudad de Inírida. También asegura que las comunidades que visitan o por donde pasan son las más beneficiadas. “Antes de la actividad yo voy y hablo con las comunidades… cada carro paga por entrar y salir de la comunidad, les compramos artesanías, los almuerzos y les hacemos actividades”.

Cárdenas le aseguró a este medio de comunicación que desde febrero del año pasado cuentan con un aval de la CDA para hacer uso de esas trochas, que se abrieron cuando se realizó la interconexión eléctrica desde Inírida hasta Amanavén (Vichada). “Podemos transitar por las carreteras ya establecidas, respetando el ecosistema… yo hace un año saqué un permiso en la CDA, ellos dijeron que no había problema siempre y cuando las comunidades estén de acuerdo”, explicó.

Pero en un comunicado a la opinión pública, la Corporación ambiental indicó que no ha autorizado el desarrollo de actividades de turismo no reguladas en vehículos 4×4 “rally” en los ecosistemas de sabanas inundables, ni en ninguna zona del departamento de Guainía. “Cabe aclarar que la autoridad ambiental no permite el desarrollo de actividades a través de solicitudes informales. Estos permisos se realizan a través de actos administrativos y respecto a dicha actividad, no se encuentra acto administrativo alguno que la autorice”.

Las autoridades del resguardo Coco-Coayare, por donde pasa una las carreteras, manifiestan no estar de acuerdo con la presencia de estos vehículos en su territorio, ni han autorizado su circulación. “Aclaramos a la opinión pública que como autoridades indígenas no hemos dado autorización para realizar este tipo de actividades en las sabanas de nuestra comunidad de Guamal”, dice un comunicado que EL MORICHAL conoció.

Al grupo de ambientalistas que han puesto el tema sobre la mesa les preocupa que, si no se presta atención ahora a los rallys o ‘paseos familiares en carro’, luego “se pueden convertir en una actividad masiva que genere una afectación mayor al ecosistema”, dijo Nicolás Latorre. Por eso, “solicitamos a la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Norte y Oriente Amazónico que prohíba la actividad de Rally en las sabanas del municipio y departamento”, explicaron los defensores del medio ambiente.

Por ahora los vehículos tipo 4×4 no saldrán a la sabana. “En el momento estamos quietos, no queremos indisponer a la comunidad y a los indígenas… el próximo evento que tengamos esperamos contar con la ayuda de todos”, manifestó Julián Cárdenas.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *