Viviendas oportunas

Hace 10 años Hilda Carranza y sus 17 familiares, entre hijos y nietos, viven en una humilde casa ubicada en el Resguardo El Paujil, de Inírida (Guainía). No tienen baño ni lavadero y los alimentos los preparan en un fogón de leña. En resumidas cuentas, no es una vivienda digna para esta familia colombiana, y más si se tiene en cuenta que allí vive una adolescente en condición de discapacidad.

Fachada de la vivienda de doña Hilda

Doña Hilda es una mujer indígena de escasas palabras. Sin embargo, no las necesita para expresar la felicidad que siente al saber que dentro muy poco tiempo tendrá una casa de verdad, con paredes de ladrillo, baño, cocina y todos los servicios públicos. Ella y su familia vivirán en la Urbanización San Javier, en una de las 108 casas gratis que se terminan de construir en la capital de Guainía.

La señora Hilda Carranza hace parte de la etnia Sikuani y las dificultades de la vida por las que ha tenido que atravesar, le pesan en el cuerpo. Tiene 45 años de edad, pero aparenta unos 60. A estas alturas, ser propietaria de una de las nuevas casas gratis entregadas por el Gobierno Nacional es la recompensa por esa determinación con que ha sabido sacar adelante su familia. Se la rebusca día a día, en lo que sea, incluso pidiendo monedas, para brindarle lo mínimo a los suyos, especialmente a su hija Jhoana, una paciente de 15 años con parálisis cerebral que no controla esfínteres y usa pañales de manera permanente.

Hace aproximadamente dos años Jhoana hace parte del registro de personas en condición de discapacidad que tiene la Alcaldía de Inírida. Bajo esas circunstancias fue que la familia Carranza logró postularse para adquirir una de las viviendas. “Es una bendición para ellos”, dijo Xiomara Castillo, enlace de discapacidad de la Alcaldía. Doña Hilda reconoce que el apoyo de Castillo ha sido fundamental en todo este proceso.

Guadalupe Chipiaje

La casa de Guadalupe Chipiaje vista desde el frente.

En el barrio Primavera Primera Etapa de Inírida vive Guadalupe Chipiaje Pónare y su familia. Ellos también hacen parte de aquellos que pronto estrenarán vivienda. Sus condiciones de vida son similares a las de Hilda Carranza y su familia.

Chipiaje Pónare llegó junto a su núcleo familiar hace más de una década a la capital de Guainía, proveniente del departamento de Vichada. El 7 de octubre de 2008 fue desplazado por los paramilitares de la finca en que vivía, en la inspección de Güerima del municipio de Cumaribo. “Los paracos nos quemaron todo, nos quitaron todo”, asegura Chipiaje.

Como pudieron llegaron a Inírida, luego de tres meses de travesía. Finalizaba diciembre. Como era época de verano hicieron un cambuche y se alojaron por varios días en una de las playas del río Inírida, próxima a la ciudad.

Luego se instalaron en la casa en que ahora viven. Sin embargo, no tienen donde cocinar, no hay baño y solo cada tres días llega un poco de agua al lugar.

Chipiaje Ponare trabaja como ayudante de construcción y tiene una hija de dos años en condición de discapacidad. Sufre de macrocefalia, una enfermedad que afecta la cabeza del ser humano. Por eso, ahora mismo, lo que más anhela es recibir su nueva casa, para mejorar la calidad de vida de su familia.

Si quiere conoce el listado completo de beneficiarios, visite el siguiente Link: http://www.inirida-guainia.gov.co/NuestraAlcaldia/SaladePrensa/Documents/Lista%20SORTEO%20SAN%20JAVIER.pdf

Urbanización San Javier

‘Unidos por una Vivienda Digna’

En la mayoría de casos, programas del Gobierno Nacional como las viviendas gratis llegan a los territorios debido a las gestiones realizadas por lo entes territoriales. Por esa razón, quisimos hablar con Miguel Uribe, secretario de Planeación Municipal, frente al futuro del sector de la vivienda durante la actual Administración.

¿Qué significa para esta Administración poder avisarles a 89 familias que tienen casa nueva?

Avisarles a esas familias, que representan una población de impacto de alrededor de 240 personas que van a tener una nueva casa, es hacerle honor a esa deuda histórica que tenía Inírida y el departamento con ese sector de vivienda durante la última década.

Es gratificante poder hacer parte de la historia y hacerle honor a esta deuda que por muchos años ha tenido la nación y el municipio con las personas más vulnerables y es gratificante poder cumplir y cerrar las brechas en materia de vivienda en Inírida.

Estas son viviendas gratis de un programa del Ministerio de Vivienda. ¿Cuál ha sido el papel de la Administración Municipal?

Es muy importante tener claro que en la fórmula de lo que tiene que ver con la consecución de las viviendas, la Administración municipal jugó un papel de ser cooperante en el proceso, de la misma manera que el departamento.

En la tapa de ejecución y entrega, por instrucción del Ministerio de Vivienda, el municipio está apoyando las entregas pertinentes, para que lleguen a las personas que realmente lo necesitan.

Son 110 viviendas, ya conocemos 89 beneficiarios. ¿Los 21 restantes cuándo los conoceremos?

Acá hay un tema importante, el número de viviendas totales aprobadas a hoy son 208. Se hizo un proceso de convocatoria a través del Departamento de Prosperidad Social (DPS), del Departamento Nacional de Planeación, quienes son los que tienen las bases maestras ye estadísticas de la población vulnerable.

Nosotros apoyamos la convocatoria de estas 470 familias aproximadamente que fueron preseleccionadas, y la tarea de nosotros se radicaba en convocarlas acá en la ciudad de Inírida, para que entregaran los documentos y participaran en el proceso.

Uno de los puntos del Plan de Desarrollo de la Administración habla sobre ‘Unidos por una Vivienda Digna’. En qué consiste este punto, cuáles serán esos beneficios para los menos favorecidos.

Nosotros en el marco de este programa, ‘Unidos por una vivienda digna’, tenemos dos grandes bloques importantes. Uno, es la consecución de las viviendas nuevas para las personas más vulnerables. Y dos, es el mejoramiento de las viviendas ya existentes que de pronto tienen deterioro.

El equipo de vivienda de la alcaldía es altamente técnico que va muy a las precisiones en los cumplimientos de los requisitos, para poder conseguir estos tipos de proyectos.

¿Vienen más viviendas nuevas?

La ciudad de Inírida tiene en este momento un punto álgido en el sentido de que las convocatorias de la nación están abiertas, como el caso de mi casa ya, una convocatoria para adquirir vivienda digna, donde hemos sido juicios y hemos aplicado a cada una de los requisitos que ellos exigen, para poder nosotros como ciudad aplicar a esas viviendas.

Trabajamos en eso desde el mes de marzo. Sin embargo, uno de los requisitos es que la alcaldía tenga en la ciudad un lote destinado para poder desarrollar este tipo de proyectos. Esa es una de las variables importantes. Ya hemos avanzado en la consecución del lote y estamos en una tarea de saneamiento del terreno. De esta manera se va a postular para la vivienda digna.

El otro escenario es la posibilidad de aplicar a los mejoramientos de vivienda, viviendas que en este momento la gente más vulnerable tiene, pero tiene condiciones precarias.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *