Gran encuentro de iglesias en Guainía, en conmemoración del día nacional de la Libertad Religiosa de Cultos y Paz

Foto: Gobernación de Guainía

En el marco de la conmemoración del día nacional de la Libertad. religiosa, cultos y paz; se reunieron en la sede del Centro Vida en el municipio de Inírida, el Canciller del Vicariato Apostólico, y otros pastores y/o líderes espirituales con las autoridades administrativas del departamento y el municipio.

En su saludo, el gobernador Juan Carlos Iral mencionó la importancia de haber sentado las bases, de una sociedad más justa y equitativa, a través de la creación de la política pública integral de la libertad religiosa de cultos y paz, mediante el decreto 703 de 2019, con el cual se hace un reconocimiento, al papel trascendental que han jugado las iglesias en los procesos de reconciliación, paz y perdón.

Así mismo, el gobernador manifestó que, es un deber reflexionar en cómo se están formando nuestras familias, y la importancia de trabajar unidos y generar buenos proyectos que continúen protegiendo la libertad religiosa.

Acto seguido, se realizó una alabanza en la que participaron el canciller del vicariato, padre William Yesid Ibarra Díaz; la primera Iglesia Bautista, con el pastor Felipe Bautista y las Iglesias Bíblicas Unidas con el pastor Rodrigo Rodríguez quien realizó su alabanza en lengua propia. A las cinco de la mañana, previo a la apertura del evento, la Iglesia Santa Zión con el pastor Joel Silva y el Centro Evangelístico Misionero con el pastor William Martínez ya habían realizado sus correspondientes alabanzas.

Los diferentes líderes espirituales dentro de esta preciosa jornada de alabanza, coincidieron en  dar gracias, exhortar la fuerza y la fe para  seguir orando por la paz, el perdón y la reconciliación; orar por la protección y sabiduría para  los gobernantes, para que puedan gobernar y trabajar por su pueblo y su familia; fue un momento de avivamiento espiritual con cantos de gozo, fe y alegría; donde reinó el encuentro y fortalecimiento espiritual,  y el reconocimiento como una célula vital de la sociedad, en procura de la paz, el perdón y la reconciliación.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *