Vicariato de Inírida, comprometido con la educación superior de los jóvenes de Guainía

Desde hace 23 años el Vicariato Apostólico de Inírida ha impulsado la educación superior de los jóvenes del Guainía, brindando oportunidades para el acceso, la permanencia y la excelencia a los estudiantes que ingresan al Ima – UPB, en la ciudad de Medellín y otras universidades del país como la Universidad Pedagógica de Tunja.

El Vicariato ofrece apoyo y fortalecimiento económico para jóvenes de escasos recursos para que accedan, permanezcan y se gradúen en programas académicos de educación superior. Esa formación de profesionales está encaminada a responder las necesidades de la región, por eso uno de los programas académicos destacado es la licenciatura en etnoeducación en el IMA-UPB. Desde 1997 más de 200 personas han logrado acceder a educación superior en Guainía, bajo el apoyo de la Iglesia Católica.

A la fecha, existe un promedio de 26 estudiantes en la licenciatura. Además, ocho estudiantes se encuentran cursando una especialización en Gestión Humana y 10 hacen una Maestría en Administración. El Vicariato les da el aval para ingresar a la Universidad, con eso solo tienen que pagar el 30% del valor de la cuota universitaria. También les ofrece préstamos por medio de la cooperativa Codegua.

Apoyo en tiempos de Covid-19

Como respuesta a las dificultades económicas generadas por la pandemia, el Vicariato, con el apoyo de la Institución de la Iglesia Católica en Alemania, Adveniat, ofrecerá un soporte para gastos académicos a 96 estudiantes universitarios más necesitados del Guainía, que se encuentran ubicados en diferentes ciudades del país.

El apoyo económico será distribuido en cuotas mensuales por cinco meses de julio a noviembre, para pago de arriendo a 45 estudiantes; ayuda para sostenimiento (alimentación y elementos de uso personal) 26 estudiantes; ayuda cuotas de matrícula semestre y necesidades asociadas a su quehacer académico a 25 estudiantes. Con esta ayuda se aliviarán las cargas financieras y se evitarán las deserciones de la universidad en el próximo semestre.

Impulsado la educación superior en la región

Dentro de su espíritu de servicio y apoyo integral a la Educación Superior, el Vicariato de Inírida, en cabeza de los obispos: Monseñor Antonio  Bayter Abud y Monseñor Joselito Carreño Quiñones, fue garante  en el proceso de negociación para que la universidad Minuto de Dios (Uniminuto) llegara al departamento del Guainía en el año 2018 con dos carreras profesionales; Contaduría y Trabajo social; hoy sigue con un ejercicio de control y vigilancia al convenio.

“También espera subsidiar el 50% de la cuota universitaria a unos veinte estudiantes en el segundo semestre del presente año”, explicaron desde el Vicariato.

La Iglesia Católica en Guainía tiene claro que la educación es el medio más eficaz y el motor del desarrollo sostenible y sustentable de toda una región.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *