Continúa la problemática de legalización del servicio que prestan los motocarros en Puerto Carreño

La caravana realizada en horas de la mañana de este 25 de junio por las cooperativas de motocarros (Aso-toritos y Movilidad tres ruedas) culminó con una concentración frente a la Alcaldía de Puerto Carreño, en donde los propietarios y demás trabajadores del volante, exigían con carteleras el derecho al trabajo, en virtud de “la necesidad de llevar el pan a nuestra casa nos obligó a que saliéramos a las calles, pedimos que nos dejen trabajar y llevar el sustento a nuestras familias” dijo Jesse Zambrano.

La situación de ilegalidad para la prestación del servicio público de pasajeros en los motocarros en la capital vichadense, se viene presentando desde comienzo del año 2019 y hasta la fecha no ha tenido solución. El escenario para los conductores de estos vehículos y las familias que dependen de este sustento, se ha agudizado aún más con la emergencia sanitaria por el Covid-19, el aislamiento obligatorio y los toques de queda emitidos por la municipalidad.

Muchos de los propietarios manifestaron públicamente tener deudas cuantiosas por los vehículos adquiridos, la ausencia de trabajo no les ha permitido cubrir estos pasivos y la falta de alimentos en sus hogares se convierte en una constante y delicada realidad. Por lo que piden ayuda a la administración municipal para mitigar la crisis social y económica por la que atraviesan.

El alcalde Jair Beltrán, se hizo presente en el lugar y expresó que “yo no los puedo autorizar, la ley no permite el uso de motocarros como servicio público de pasajeros. Nosotros tenemos toda la trazabilidad de lo que hemos venido haciendo, las consultas al Ministerio de Transporte y la última solicitud fue el 11 de marzo de 2020, para que nos dieran un concepto claro sobre el servicio de transporte público de motocarro y aún no hemos tenido respuesta”.

Pero los dueños y conductores de los motocarros no son los únicos afectados, también los usuarios. Según una habitante de la capital vichadense, “los motocarros son un beneficio para nosotros los usuarios, son más inmediatos y económicos, sobre todo en tiempos de crisis económica por la pandemia”, puntualizó.

Así mismo, el mandatario municipal indicó que en reuniones pasadas solo se les autorizó el uso de domicilio para este sector, más no para realizar el transporte de pasajeros. Igualmente indicó que seguiría elevando la problemática existente ante el Ministerio de Transporte y de tener una respuesta la daría a conocer posteriormente a los representantes de las cooperativas de motocarros establecidas en la localidad.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *