Continúa preocupación por epidemia de paludismo en la Selva de Matavén

A inicios de marzo el periódico EL MORIHCAL publicó la noticia sobre la epidemia que viene afectando desde hace más de dos meses a las comunidades indígenas de la Selva de Matavén, en el Municipio de Cumaribo (Vichada). Aunque la Secretaría de Salud ha tomado cartas en el asunto, por ahora la enfermedad parece no menguar en ese vasto territorio que tiene cerca de dos millones de hectáreas y aproximadamente 15.000 habitantes.

El pasado 23 de marzo Albeiro Beltrán, representante legal de la Asociación de Cabildos y Autoridades Tradicionales Indígenas de la Selva de Matavén, ACATISEMA, hizo un llamado a “la Secretaria de salud departamental de Vichada para que coordine con las entidades competentes en realizar una visita urgente a las comunidades asentadas en las riberas del tío Uva o brazo Amanaven en los sectores Manajuare, Yuri, Giro y Cumaral su población en su mayoría están siendo afectadas por el paludismo”, expresó el líder indígena.

¿Qué dice la Secretaría de Salud?

Luego de ser consultados frente a esta grave situación, la entidad indicó que luego de conocer la información en la cual se denunciaban varios casos de pauldismo en la comunidad de Barranco Colorado, perteneciente al sector Átana Pirariame y ubicada sobre el río Vichada, se dispuso de un funcionario del centro de salud de Santa Rita para que atendiera la emergencia.

Según información de la cartera de salud, en Barranco Colorado se diagnosticaron “10 casos de malaria los cuales ya se encuentran recibiendo tratamiento”, a la vez que indicó que “continuamos con las actividades en las demás comunidades”.

En esa tarea por disminuir  los índices de riesgo de enfermedades trasmitidas por vectores, la Secretaría de Salud ha dispuesto de dos funcionarios para visitar las comunidades del sector Aiwakuna Tsepajibo, en donde se han diagnosticado y tratado con medicamentos antimaláricos a 47 personas, en los últimos 20 días.

Para el caso concreto de la denuncia realizada por Albeiro Beltrá, “se estableció comunicación desde el área de prestación de servicios de la secretaria departamental de salud con la Alcaldía de Cumaribo y con la EPS Mallamas con presencia en este municipio, para establecer articulación y que cada uno de desde su competencia poder desplazar personal de salud de su red prestadora a realizar las atenciones pertinentes en este sector de las riberas del rio Uva o brazo de Amanavén,  en los sectores de Manajuare, Yuri, Giro y Cumaral”, precisó Alexander Zamora, profesional universitario de enfermedades transmitidas por vectores de la Secretaria de Salud vichada.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *