Cultivo acuapónico, una apuesta sostenible en Puerto Carreño

Por: Gardenia Rebolledo - Puerto Carreño

El pasado 19 de octubre bajo la iniciativa de la Fundación Orinoquía con la alianza estratégica de la Fundación norteamericana GivePower, la empresa semillas Sáez Fety, Agropesca Novoa S.A.S y el apoyo logístico de la Fuerza Naval del Oriente, se inauguró en el Resguardo Caño Guáripa, un proyecto para garantizar la seguridad alimentaria principalmente de los habitantes de esa zona y visibilizar las potencialidades turísticas de la región en el desarrollo del turismo comunitario.

“La idea es que la colectividad se vincule, podemos generar nuestros propios alimentos, vamos a trabajar de manera organizada, la intención con este tipo de proyectos es reducir las tasa de hambre, de desempleo y de pobreza extrema que actualmente existe en la zona. No debemos esperar a que todo nos llegue. Sería muy bueno que las entidades del gobierno se relacionen y apoyen esta iniciativa. Además de emprender con el turismo comunitario” indicó Jairo Novoa Serna, representante  de Agropesca Novoa S.A.S

En el plan de seguridad alimentaria, la Función Orinoquia, Agropesca Novoa y sus cooperantes, desarrollaron una propuesta sostenible que beneficiará primordialmente a más de 70 familias indígenas de las etnias Amorua y Sikuani radicadas en la comunidad de Guáripa. Esta población fue escogida por sus notables falencias y necesidades básicas insatisfechas. Aunado a ello, por las bellezas naturales para el sector turístico y por el apoyo que la empresa norteamericana GivePower brinda para  potenciar el desarrollo de los habitantes de la zona, con la colocación de paneles para la energía fotovoltaica en el mencionado proyecto.

El sistema de Acuaponia implementado cuenta con un cultivo de 600 peces (cachamas), introducidos en un estanque de 6 metros de diámetro de geomembrana con una cubierta y con unos biofiltros, que son los encargados de hacer el proceso de traslados y de circulación del agua hacia las plantas que también son cultivadas por la comunidad. El agua retorna nuevamente al estanque de manera limpia. Las plantas se nutren con los desechos de los peces, cumpliendo un proceso de agroambiental y no se desperdicia el vital líquido.

La primera producción de peces para el consumo estaría lista en cinco meses, manteniendo en consideración su reproducción, el crecimiento de los alevines y nutrientes. En relación a las hortalizas, se espera cosechar, en un lapso de tiempo de aproximadamente 45 días a dos meses.

Según Novoa, “el principal mercado será la misma comunidad, posteriormente Puerto Carreño y todas las zonas aledañas. Ya no tendremos que ir tan lejos a comprar los productos o esperar que los traigan a nivel nacional. Con esta iniciativa tenemos como ofrecer a los turistas, visitantes una opción agroalimentaria sostenible”.

El sueño de estos emprendedores y de la comunidad de Guáripa, es que este modelo agroalimentario sea apoyado e implementado en otras comunidades del vichada por el gobierno en todos sus niveles. Manteniendo presente el gran potencial para el turismo que posee el Vichada.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *