Programa de “Ayuda de emergencia”, un salvavidas para muchos venezolanos en Puerto Carreño

Por: Gardenia Rebolledo - Puerto Carreño

Llegar con las manos vacías a un país que no es el suyo es un drama que muchas familias venezolanas han tenido que afrontar al llegar a Colombia. Eso lo sabe Marta Ponare: “Migrar a otras tierras es muy duro, es triste porque uno no sabe bien que va a pasar después”.

Sin embargo, como ella, muchas personas han encontrado en el  programa de ‘Ayuda de emergencia a migrantes’ un salvavidas. A la fecha, el Vicariato de Puerto Carreño, ha atendido a más de 786 familias en la capital vichadense.

“Quiero agradecer a Dios y a la Iglesia Católica, a Monseñor y a toda esta gente, que está dándonos una mano amiga. Hacen que las cargas se alivianen un poco más, nos ayudan con alojamiento y comida que es lo esencial”, explicó Ponare.

El programa de ‘Ayuda de emergencia a migrantes’, es un proyecto que se ejecuta en Colombia gracias a los recursos aportados por la Agencia para el Desarrollo (USAID)  (del Departamento de Estado de los Estados Unidos) y La Oficina de Asistencia para Desastres Extranjeros de los Estados Unidos (OFDA), en convenio con la Pastoral Social Nacional – Cáritas Colombia y el Vicariato Apostólico.

“Puerto Carreño es una de las ocho ciudades donde ejecutamos el proyecto, estamos en toda la frontera norte, estamos en Maicao, Rio hacha, Cúcuta, Arauca, Puerto Carreño e Ipiales, en la frontera con Venezuela, así como, en la frontera sur con el Ecuador y más a nivel central, estamos en Barranquilla y Bogotá”, explicó a EL MORICHAL Duyerney Pabón González, coordinador nacional del programa de ‘Ayuda de emergencia a migrantes’.

La respuesta a la emergencia de migrantes se ejecuta a través de cuatro líneas: 1). Refugio a corto plazo (5 noches de alojamiento); 2) orientación psicosocial; 3) orientación socio jurídica hacia los requerimientos del tema migratorio; y 4) subsidios de transporte. Sin embargo, en Puerto Carreño solo se trabajan un par de líneas.

Nathalia Ceballos Escobar, Directora de la Pastoral Social de Puerto Carreño y Coordinadora de este proyecto en Vichada, indicó que “este programa se basó en dos líneas de atención, la primera consistió en brindarle a las familias un ayuda de hasta cinco noches de hospedaje, en algunos casos se le hizo una extensión de cinco días más de acuerdo a la situación particular que presentaban, aunado a ello, recibieron su almuerzo”.

“En la segunda línea, se les colaboró con el tema del transporte, esta línea la ayuda se presta en tres casos, el primero es cuando hay retorno hacia su País de origen, el segundo es la reunificación familiar, y el tercero cuando había un proceso de documentación por regularización con un auxilio máximo de 140 mil pesos por personas” destacó la Directora de la Pastoral Regional.

De acuerdo con la Pastoral Social, bajo el proyecto de ayuda de emergencia “programa de Refugiados y Migrantes (PRM)” se brindó albergue para más de 5.120 noches de alojamiento, permitiendo beneficiar a las 786 familias con sus respectivos hospedajes y alimentos (almuerzos).

Aunado a ello, se ofrecieron otras líneas de atención, bajo la ayuda de otros cooperantes para dar respuestas a la población vulnerable que viene en busca de sosiego desde el vecino país, como la OIM, Acción Contra El Hambre y Corporaciones como infancia y adolescencia, Migración y de acuerdo a la situación particular, ante un psicólogo.

“Este proyecto finalizó el viernes 13 y estamos en cierre al 30 de septiembre del corriente año, sin embargo se está estudiando la viabilidad de una nueva fase, la Pastoral Social Nacional nos está colaborando, de aprobarse ya sería quizás para abril del siguiente año. También quiero resaltar que desde la Iglesia Católica, la atención ha sido igualitaria para todos, sin distinción ni discriminación alguna. Además de la ayuda humanitaria, le brindamos fortaleza espiritual, recordándole el amor de Dios y la esperanza a todos los hermanos Venezolanos” finalizó Ceballos Escobar.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *