Corporinoquia entregó primer taller de socialización: Cero Deforestación en el Amazonas, a comunidades de Cumaribo

Con el objetivo de generar lazos que permitan disminuir el flagelo de la deforestación en el departamento de Vichada y buscar acciones en pro de la mejora de los recursos forestales, Corporinoquia entregó el primer taller de socialización: Cero Deforestación en el Amazonas, el cual se llevó a cabo en la casa de la cultura del municipio de Cumaribo y contó con la presencia de Acatisema, Ejercito Nacional, Policía Nacional y el acompañamiento por parte de la Alcaldía Municipal y las juntas de acción comunal.

Basados en la Política de Educación ambiental de la Corporación y en su afán de disminuir está problemática de la deforestación en su jurisdicción, Corporinoquia realizó este primer acercamiento, tratando de vincular todos los actores en torno a este flagelo, con la finalidad de dar a conocer el estado actual de la deforestación en el municipio y el departamento.

“De los acercamientos se destaca una comunidad receptiva y consiente de las consecuencias nefastas de esta actividad, por lo que se logró realizar un acta de compromisos, programándose  una segunda sesión con la finalidad de generar mesas de trabajo con las autoridades indígenas, civiles y militares, para el ordenamiento del recurso forestal dentro de sus territorios para realizar el uso del recurso de manera sostenible, dónde la corporación juega un papel importante como garante, acompañante, asesor y protector en la gobernanza de los recursos forestales del departamento y fijar así el objetivo de sacar adelante compromisos de protección del ambiente”, precisó Corporinoquia.

La zona selvática de Cumaribo es una selva transicional entre el bosque húmedo tropical de la Amazonia y la vegetación más seca de la Orinoquia, lo que indica que es una primera puerta para el ingreso a eso que denominamos el gran pulmón del mundo como lo es el Amazonas, constituyéndose de gran importancia, ya que contribuye a la conservación de los suelos y las aguas revisten un alto valor ecosistémico para la biodiversidad de la zona, así como territorio de vida para comunidades indígenas.

A su vez presta un servicio importante al ambiente, pues este bosque captura grandes cantidades de carbono, uno de los seis gases que producen efecto invernadero. El almacenamiento de este gas permite disminuir su concentración en la atmósfera y mitiga los efectos del cambio climático producto de las actividades humanas.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *