Una vivienda se desplomó con 18 personas adentro

Por: Gardenia Rebolledo - Puerto Carreño

Eran las 7:30 de la noche del pasado 17 de septiembre cuando una vivienda ubicada en el barrio el Alcaraván se vino abajo. El accidente sorprendió a una veintena de personas que en ese momento se encontraban en la casa.

Al momento del desplome, habitaban nueve menores de edad, tres ancianos (entre ellos un discapacitado visual) y seis adultos, para un total de 18 personas. La señora Elsa Tinedo, una anciana de 77 años y propietaria de la vivienda, precisó que “estaba quedándome dormida en mi chinchorro y de repente me caí, sentí que me cayó encima el toldillo con las tejas, eso me asfixiaba porque era muy pesado y no me podía mover”.

Marina Pedraza, hija de la señora Tinedo, escuchó un gran estruendo. “Pensé que se había caído un árbol, pero era el rancho de mi mamá que se había derrumbado. Gracias a la acción inmediata de los vecinos, que se acercaron para ayudar y lograron sacar mi familia, a mi mama la sacaron en brazos de debajo del zinc y palos. Fue un susto muy grande, gracias a Dios no hubo heridos, sólo mi sobrino de 14 años que se aporreó el hombro, pero él está bien”, indicó Marina.

Por su parte, Juan Tinedo, otro hijo de la propietaria de la casa, también afectado, manifestó que “en la mañana de hoy, el señor alcalde vino a mirar nuestra situación, nos dieron un detallito de mercado, unos pocillos y 40 metros de plástico, eso fue lo que dio. Así mismo nos dijo que no contaba con recursos para ayudarnos”

Otro hijo de la señora Elsa, Alejandro Tinedo, indicó “al sitio se presentó la Policía Nacional, gestión de riesgos para ayudar, pero ya entre todos los vecinos y el presidente de acción comunal habían logrado sacar a todos los que quedaron debajo. Hoy en la mañana, hemos buscado ayuda ante las entidades públicas, hemos ido a la secretaría de asuntos indígenas pero no estaba la encargada, porque nosotros somos de la etnia Amorua”.

La familia Tinedo recalcó que “necesitamos ayuda de  las autoridades competentes, al Alcalde, al Gobernador y a quien nos pueda ayudar, le decimos que nos colaboren con palos y tejas (Zinc) para construir nuestra casa que se cayó, estamos viviendo a la intemperie, debajo de las matas de mangos con nuestros niños y no tenemos donde resguardarnos si llueve”.

Te gustó? Compártenos en tu red

Un comentario en “Una vivienda se desplomó con 18 personas adentro

  • el 19 octubre, 2019 a las 7:46 am
    Permalink

    El Gobernador Y El Alcalde Solo Tienen La Plata Pará Sus Interses y Torcidos Corruptos Y Los Pobre Indígenas Y Campesino Que lleven del Bulto Solo los Buscan En Elecciones Y La Otra Población No Les Colaboran Viven de Solo Envidia

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *