El río Inírida sigue creciendo

Por: Cesar Mora - Inírida

Luego de declararse la alerta roja en el departamento del Guainía por el crecimiento de los ríos, el nivel del río Inírida ha subido un metro más; en la capital del departamento, los comerciantes del sector del puerto son quienes más sufren en avance de las aguas.

Asustados o prevenidos por los recuerdos de la ola invernal del año 2018, comerciantes y vecinos del sector del puerto de Inírida ven a diario cómo el río no deja de crecer; durante los últimos ocho días el nivel del río subió más de 50 centímetros. Los comerciantes del sector empiezan a sentir los efectos, “el agua no deja transitar normalmente a la gente hacia nuestros negocios; las ventas han bajado considerablemente, algunos ya han pensado en cerrar unos días mientras bajan las aguas”.

Sus rutinas diarias han cambiado, ahora deben organizar los improvisados puentes de paso para que transeúntes y clientes logren llegar hasta sus negocios; mientras realizaban estas tareas EL MORICHAL habló con ellos sobre sus preocupaciones: “la creciente continua y mientras no deje de llover no va a parar; lo bueno es que el alto Guaviare ya empezó a mermar pero esa merma no la sentimos hasta que llegue a las bocas, donde se encuentra con este río”, sin embargo, es 6 de agosto, el mes de los vientos, que se lleva las aguas y trae el sol y con él, la disminución del nivel de los ríos.

En el puerto, frente a la calle principal se ubicaban más de cinco negocios de comidas, jugos, productos del campo y otros, pero desde que el nivel del agua alcanzó el lugar, estas personas con sus negocios fueron desplazados del lugar; algunos han buscado espacio por la misma calle en el separador, otros tuvieron que abandonar la única actividad que proveía el sustento para sus familias.

Desde la Unidad Departamental de Riesgos realizan el monitoreo diario de los ríos en todo el departamento; según el comportamiento de las aguas en las cabeceras de los ríos, nos informa Jackson Rivas: “damos un parte de tranquilidad, en la zona de los corregimientos. En San Felipe se mantiene el descenso del nivel de las aguas, en Cacahual está estable; en Barrancominas viene en descenso y, Puerto Colombia y La Guadalupe no hay comunidades afectadas por el crecimiento de los ríos”.

Los propietarios de los negocios afectados esperan que pronto deje de llover y que el nivel de las aguas empiece a disminuir; las familias que obtienen el dinero de su sustento diario de la venta de productos, esperan que agosto y sus vientos sea efectivo y pronto puedan volver a sus lugares de trabajo.

La inundación ya empieza a afectar las viviendas algunos barrios de la capital de Guainía como Caño Conejo, La Esperanza, la Zona Indígena, Puerto Minero, Cimarrón, Platanillal.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *