Estudiantes de Guainía buscan una oportunidad para conocer el interior del país

Un profesor del área de ciencias naturales y educación ambiental quiere cambiar la vida de los estudiantes de uno de los colegios más alejados y de difícil acceso en el departamento de Guainía.

El maestro Andrés Felipe Casas necesito menos de los tres años que lleva dictando clase en la Institución Educativa León de Greiff para darse cuenta que sus estudiantes tienen aspiraciones muy limitadas para con su vida. “Algunos piensan en tener su conuco o ser pastor y tener su iglesia”, indica Casas.

Y no significa que las aspiraciones de los jovencitos estén mal, pero el profe de ciencias naturales quiere que sus estudiantes tengan una visión más amplia de lo que es el mundo. Para lograrlo deben viajar como mínimo el interior del país, salir de su comunidad a conocer otros procesos étnicos y culturales.

Salir de la comunidad San José (corregimiento de Puerto Colombia), lugar donde se encuentra ubicado el colegio, es complicado. Una opción es por río y carretera, cuyo viaje dura entre 2 y cuatro días, o en avión por el corregimiento de San Felipe, navegando cerca de 10 horas antes de tomar el vuelo.

Pero si llegar a Inírida desde cualquiera de los corregimientos de Guainía es costoso; salir de la capital del departamento a Bogotá, ni se diga, pasajes que por trayecto pueden costar cerca de $400 mil pesos.

Según el profesor, ya hay probables y posibles lugares a visitar como la ciudad de Cali o las comunidades indígenas del pueblo Guambiano en el departamento del Cauca, pero no cuentan los recursos necesarios para gastos logísticos, por lo que han empezado una campaña para que diversas instituciones o entidades se sumen a la iniciativa.

La salida pedagógica también se configura en una oportunidad para motivar a los jóvenes de ese sector del departamento a no abandonar sus estudios. De hecho, la Institución Educativa León de Greiff se encuentra en un proceso de apertura de la educación media. “Este año abrimos décimo y el otro año esperamos graduar la promoción”, explicó Andrés Felipe.

Pese a todas las dificultades que afrontan estudiantes y profesores en la comunidad de San José, allí están realizando cultivos y huertas caseras, panadería, reciclaje y fundición para fabricar diversos elementos de acero. Todo esto encaminado a mejorar la calidad educativa de la institución.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *