[Fotos] Una gran celebración vivieron los campesinos en su día

Por: Cesar Mora - Inírida
Fotos: Prensa Alcaldía de Inírida

El sábado 27 de julio, se celebró en el parque del Barrio Zona Indígena de Inírida, el Día del Campesino. Con el apoyo de todas las secretarías de la Alcaldía de Inírida, desde muy temprano se iniciaron las actividades.

Eran las cinco de la mañana y ya se veían funcionarios de la administración municipal, tanto en el parque de la Zona Indígena como en el puerto fluvial esperando a los homenajeados. Campesinos de las riberas del Guaviare, Inírida, Atabapo, Caño Bocón, entre otros, llegaban cargados de plátano, yuca, maíz, ají, auyama, gallinas, artesanías y muchos otros productos. Poco a poco iban buscando los lugares dispuestos para exponer sus productos; algunos inquietos preguntaban por los concursos y mostraban entusiasmados sus ejemplares de huevos, yucas o auyamas.

Y es que se ha vuelto tradición que en el Día del Campesino se premien la yuca, el huevo, el ají y la auyama, más grandes. Además de los premios por los productos, también hubo otros concursos: el glotón, quien se comiera más rápido un pan de tres mil y  una gaseosa de litro y medio; el mejor enlazador; la mujer que tejiera más rápidamente un catumare en palma; el más rápido en una carrera de encostalados; el hombre más fuerte en el puso uno a uno; quien tuviera mejor puntería en tiro con cerbatana; y equipo que pudiera derrotar a los demás halando la cuerda. Actividades que divirtieron a campesinos e iniridenses que llegaron al lugar.

Además, hubo espacio para que los artesanos mostraran sus productos: carteras en palma de fibra o moriche; ollas, floreros, alcancías, en barro; canastos en bejuco de cumare; cernidores, cebucanes, volteadores; artesanías en palo de Brasil, palo balso, etc.;  collares, diademas, pendientes, en toda la gama de colores y con materiales propios de la región. Una completa feria artesanal en el marco del Día del Campesino.

Para los iniridenses, el Día del Campesino se ha convertido en una despensa para buscar productos frescos y de la mejor calidad. Don Hermes Gaitán, a quien encontramos realizando sus compras en el lugar, nos dice “siempre vengo a esta celebración, creo que es una forma de apoyar a quienes siguen alimentando al pueblo, ellos sufrieron la inundación el año pasado y perdieron muchas cosas en sus fincas, digamos que comprándole a los campesinos es mi forma de contribuir para que sigan cultivando”.

Sobre el medio día, para los anfitriones estaba dispuesto el almuerzo; para los asistentes, estaba disponible una gama de platos típicos, preparados por los campesinos y vendidos a precios cómodos: carne asada, sancocho de gallina, de cerdo o de res, pescado asado, ajicero, casabe, mañoco, chicha de manaca, seje, etc.

Al caer la tarde, música de pueblo, artistas invitados, presentaciones culturales, bailes, la premiación por parte del Alcalde, Camilo Andrés Puentes y sus secretarios de despacho, de los diferentes concursos y mucho más. Mientras los mayores se divertían, los niños hacían lo propio, inflables, recreadores y otras actividades fueron dispuestas para que se divirtieran también. Para finalizar, juegos pirotécnicos y muchas sonrisas de los campesinos; sin duda, un Día del Campesino para el recuerdo.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *