Desbloqueo de la carretera entre Puerto Gaitán y Puerto Carreño se realizaría a mediados de agosto

Foto portada: Archivo EL MORICHAL

Después de más de dos años de bloqueo por parte de los indígenas del resguardo Corozal Tapaojo, sobre la vía que de Puerto Gaitán conduce a Puerto Carreño, según medios regionales del departamento del Meta, los gobiernos de Casanare, Meta y Vichada apoyarán la diligencia de desalojo que permita reestablecer el paso por allí.

Según ‘Ondas del Meta’, durante una reunión el pasado jueves 25 de julio, el secretario de Gobierno y Seguridad del Meta, Gerardo León Mancera, presentó, una radiografía sobre las acciones adelantadas frente al problema de bloqueo de la Vía entre Meta y Vichada.

Según el mismo medio, la restitución del bien público se llevará a cabo el 14, 15 y 16 de agosto del presente año. Fuerza pública, Fuerza Aérea, Procuraduría, Defensoría del Pueblo, el ICBF, la Unidad de Víctimas y la Fiscalía General de la Nación, harán parte del proceso.

“Esperamos que está diligencia se lleve sin ningún inconveniente respetando el debido proceso y todos los derechos que tiene la comunidad indígena, además se solicitó el acompañamiento del Ministerio del Interior”, precisó Mancera Parada a ‘Ondas del Meta’

Por su parte, ‘El Noticiero del Llano’ indica que Nelson Sierra, secretario de Gobierno de Orocué (Casanare), dio total respaldo a esta diligencia, tras expresar que ya se activó el Plan de Contingencia de Gestión del Riesgo, teniendo en cuenta que desde el sitio de la diligencia son 33 kilómetros por agua y con la Armada Nacional se tendrá apoyo logístico, en busca de restablecer los derechos humanos de las personas que transitan por este sitio.

Este medio informativo señala que la fuerza pública y la Alcaldía de Puerto Gaitán ofrecen un yate con capacidad para 20 personas, dos ambulancias básicas, seis médicos, dos enfermeras  y en las instalaciones de la Armada, la pista de aterrizaje, y un ferry. En tanto que el secretario de Gobierno de Santa Rosalía, en Vichada, Breiner Parales, manifestó su disposición de trabajar con la institucionalidad para cumplir  diligencia, ya que su región es la más afectada con el cierre de la vía. Ofrecen  pista de aterrizaje, un yate ambulancia y personal médico, además del alojamiento en la inspección de Guacacías.

¿Pero qué fue lo que pasó?

El 26 de enero de este año se desarrolló una mesa de dialogo en el municipio de Santa Rosalía, en la que participaron autoridades y representantes de esa comunidad, los gobernadores de Meta, Marcela Amaya, y Vichada, Luis Carlos Álvarez; así como los alcaldes de Santa Rosalía y Puerto Gaitán, que llevaron a unos acuerdos entre los indígenas y los empresarios con la que se pretendía dar fin al bloqueo. Entre los acuerdos estaba incluido el arreglo inmediato de la vía entre Puerto Machete (inmediaciones de Carimagua) y Guacacías (Santa Rosalía, Vichada), especialmente los ocho kilómetros que estén dentro del resguardo.

Sin embargo, pese a los acuerdos generados en la mesa de dialogo EL MORICHAL en ese entonces, que dos comunidades del resguardo pertenecientes a la etnia Piapoco se negaron a levantar el bloqueo. Los motivos que llevaron a estas comunidades a mantener el bloqueo no eran claras, pues se daba por hecho que había satisfacción por parte de todos los habitantes de Corozal Tapaojo frente a lo acordado con la institucionalidad.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *