¿Por quién votar? Una reflexión para elegir mejor

Por: Julio César Hidalgo

En pocos días conoceremos la lista definitiva de aspirante a los concejos municipales, alcaldías, asamblea departamental y gobernación; mientras tanto por redes sociales, tertulias de amigos y en actividades de todo tipo, es común escuchar nombres de posibles candidatos a estos cargos de elección popular, algunos con cierto liderazgo, recorrido y experiencia y otros que nos hace recordar los memes de la tortuga encima de un palo, o al de la vaca en el techo de una casa; pues al parecer un día amanecieron con ganas de ser concejal, alcalde, diputado o gobernador. Tanto así que algunos ni siquiera viven o tienen arraigo en el lugar que quieren representar. Un antojo que nos hace daño.

También se percibe que, generalmente, los ciudadanos aún no defendemos ideas plasmadas en los programas de gobierno, más bien lo que se hace es promover muy emocionados nombres de personas o recomendados de otros, por eso es común escuchar expresiones para defender a su candidato, tales como: «El que diga Uribe», «Lo que diga el Patrón», «El que diga el jefe». También es normal oír mencionar características del aspirante, por ejemplo: «El más humilde», «El más sencillo y buena gente», «El más preparado»; ni lo uno ni lo otro es garantía de que esa persona pueda ser un buen gobernante; para gobernar bien se requiere de un líder casi íntegro, y digo casi por que la integridad absoluta es difícil encontrarla en una persona y  más difícil aún en la actual clase política.

Los electores debemos, antes de arriesgarnos a anunciar nuestro voto por un candidato y defenderlo, conocer sus propuestas, ideas, iniciativas, su visión del territorio, todo esto consignado en un programa de gobierno en el caso de los aspirantes a alcaldías y gobernación. A partir del 28 de julio empezaremos a conocer sus propuestas. Estaremos muy atentos.

¿Qué es el programa de gobierno?

El programa de gobierno es el elemento de base que acerca y compromete a candidatos y electores. Las elecciones, más allá de ser una competencia individual, confrontan propuestas y plataformas programáticas, y al momento de votar, la ciudadanía elige el programa que mejor recoge sus necesidades. El programa de gobierno seleccionado se debe plasmar en el plan de desarrollo de la entidad territorial y es la base de la planeación local y de la gestión que llevará a cabo el gobernante (Orientaciones para la construcción de Programas de gobierno). Mayor información acerca de los programas de gobierno puede ser consultada en https://www.undp.org/…/G…/undp-co-programasgobierno-2015.pdf

A partir de lo anterior y contrastando con la realidad, lo que debemos tener bastante claro los electores es que más que votar por un candidato, debemos votar por un programa de gobierno, se requiere de un voto inteligente y menos emocional el próximo 27 de octubre. Los programas de gobierno luego de ser elegidos se  convierte en el Plan de Desarrollo de la entidad territorial respectiva y es de obligatorio cumplimiento; de lo contrario puede emprenderse una revocatoria del mandato.

Elegir bien para no tener que revocar es una lección que debió quedarnos; pues adelantar una iniciativa en ese sentido ha sido demostrado que es bastante difícil, en Puerto Carreño no se pudo, no con esto estoy diciendo que se debió o no revocar al alcalde actual, al respecto guardé neutralidad.

Los vichadenses esperamos excelentes programas de gobierno de los candidatos a alcaldías y gobernación, que atiendan las necesidades más sentidas y hayan sido construidos con la participación de los diferentes sectores.

Escribo esta nota mientras espero resultados de laboratorio y una atención medica en la fría, ruidosa y extraña Bogotá, cuando debería ser atendido en la cálida y familiar ciudad de los mangos; confieso que estuve tentado a escribir tranquila, pero esa condición a los carreñenses se nos empezó a escapar hace algún tiempo, pues los asesinatos y otros delitos son habituales, a pesar de que el ministro de defensa haya dicho que los problemas de inseguridad sean “mayoritariamente hurtos de ropa extendida en los patios para su secado” Espero que estas últimas líneas sean interpretadas como que la salud y la seguridad ciudadana deben estar entre las prioridades, como la educación, de los próximos gobiernos.

No bote el voto, menos corazón y más razón para elegir mejor; de lo contrario seguiremos en las mismas.

 

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *