Fuertes lluvias afectan al departamento de Guainía

Por: Cesar Mora - Inírida
Foto portada: Adolfo Guajo

En los últimos días regresaron las lluvias al oriente del país. Mientras los habitantes de las riberas de los ríos Guaviare, Inírida, Guainía y Atabapo, temen nuevas inundaciones, en algunos barrios de Inírida sus calles se convierten en ríos de agua lluvia.

La “Tierra de muchas aguas” sufre la temporada de lluvias nuevamente, los habitantes del corregimiento de Mapiripana resisten a la creciente de la parte alta del río Guaviare; también en la capital del departamento, los habitantes de la calle 17, el “Puerto minero”, son los primeros en sufrir la creciente del río Inírida; Por su parte, los ribereños de los demás ríos del departamento, permanecen alerta ante cualquier cambio brusco en el nivel de las aguas.

Las autoridades de la Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres del departamento, afirman estar realizando el seguimiento al nivel de las aguas de todos los ríos de la región, con información diaria que transmiten los pobladores de los corregimientos de departamento; afirman “que no hay porqué alarmarse, sin embargo, hay que estar preparados ante cualquier emergencia”.

Por otro lado, los habitantes de algunos barrios de Inírida también sufren las fuertes lluvias. Algunas calles de los barrios Cinco de Diciembre, La Primavera Etapa II y El Paraíso, entre otros, luego de las fuertes lluvias se convierten en “completos ríos”, permaneciendo así durante varias horas e incluso días.

El problema se presenta por dos razones específicas: 1) la irresponsabilidad de las personas al tirar las basuras a las calles, las cuales tapan las alcantarillas y no permiten el correcto funcionamiento de éstas; 2) el sistema de alcantarillado de la ciudad no es lo suficientemente eficiente cuando se presentan estas fuertes lluvias.

Foto tomada del Facebook de Joaquín Vásquez.

Ante la primera situación, es necesario, en primera medida, que los habitantes del municipio se concienticen de la necesidad de cuidar el medio ambiente y dejen de arrojar basuras a las calles, además, la administración municipal debe vigilar y multar a quienes no acatan las medidas establecidas. Para mejorar el alcantarillado, el Concejo Municipal hace pocos días le aprobó a la Alcaldía de Inírida la posibilidad de adquirir un crédito con el Banco Agrario para mejorar el alcantarillado del municipio, incluyendo las tres plantas de tratamiento de aguas residuales –PTAR-, y el sistema de tuberías de los barrios; según la Secretaría de Planeación Municipal, con este proyecto, el municipio tendría un alcantarillado eficiente por los próximos veinticinco años.

Este proyecto, que relacionó a su tiempo EL MORICHAL, también solucionaría los problemas que viven en el momento los barrios de la ‘ocupación de hecho’ del municipio; cada vez que llueve el nivel del agua sube hasta cuarenta centímetros y son los habitantes de los barrios Casa Blanca, El Poblado y El Jardín, quienes ven inundadas las calles y sus viviendas.

Para Martha Janeth Arguello, habitante del barrio El Jardín, “es imposible salir del barrio porque el agua llega tan alto que tapa el motor de la motocicleta; mi casa se ha inundado completamente y todo hay que mantenerlo sobre los cajones porque si no, se moja y se daña; eso a las cosas materiales pero también afecta la salud de los niños e incluso la de nosotros los adultos”. Las inundaciones de estos barrios se presentan, principalmente, porque no tienen alcantarillas y los canales existentes son insuficientes para evacuar de las calles las aguas lluvias.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *