La Plaza de Mercado El Paujil: un impulso a la comercialización de los productos de la región

Por: Cesar Mora - Inírida

Hace unos años quienes querían comprar pescado fresco, casabe, mañoco, ají, manaca y otros productos de la región, debían ir hasta el puerto del Paujil, al puerto de Inírida o esperar que un vendedor (revendedor), pasara por su barrio para comprar los productos. Desde hace poco más de un año, todos estos productos y otros más se pueden encontrar en un mismo lugar: La Plaza de Mercado del Paujil.

La Plaza del Paujil tiene especialmente, dos usos durante el día: uno, todas las mañanas desde muy temprano y hasta cerca de las diez de la mañana, el movimiento está dado por pescadores, vendedores y personas del área urbana del municipio que se acercan a comprar especialmente, el pescado fresco; dos, durante el resto del día, donde indígenas del Resguardo El Paujil venden los productos propios de la región en las casetas dispuestas para tal fin.

Visitar la Plaza en las mañanas es encontrarse a los amigos, comprar el pescado o charlar, tomar tinto y esperar a que llegue el pescado de su preferencia: La Plaza es un sitio de encuentro. bagres de todo tipo, rayado, dorado, yaque, blancopobre, tigrito, misingo, etc.; cachamas, bocachicos, palometas, bocones, payaras, mojarras, pavones, etcétera.

Para los vendedores, “es una oportunidad de rebuscarse la vida”, trabajan y ofrecen un producto de primera necesidad para los habitantes de Inírida. “Unos compramos a los pescadores y vendemos acá, otros –los pescadores- venden directamente lo que han pescado en la noche”.

El resto del día, en los más de treinta puntos de venta de las casetas, se puede encontrar, casabe, mañoco, ají en todas sus presentaciones, plátano, yuca y muchos otros productos de la región, también hay productos de la canasta básica familiar e incluso, una barbería; luego, desde más o menos las tres de la tarde, empieza de nuevo a llegar el pescado fresco y con él se incrementa el movimiento en el lugar.

Una de las vidas que ha cambiado la plaza es la de Doña Cenaida Castilla, quien nunca antes había tenido un negocio y con la oportunidad que ofrece la plaza, montó una pequeña tienda donde vende arroz, aceite, panela, pasta y otros productos de la canasta básica familiar; para ella “poder estar ocupada en mi negocio y tener ganancias –pocas pero bueno-, me ayuda para la familia, para educar a los hijos, antes no contaba con esa oportunidad de negocio”, y agrega que “es bueno para nosotros y para la comunidad”.

Frente a la comunidad, hablamos con Silverio Lara quien es el capitán de la comunidad del Paujil: “la plaza ha beneficiado a la comunidad, hemos logrado con esfuerzos organizar las casetas y a las personas que venden en ellas, gestionamos para pagar un ‘celador’ para las noches, entre todos los usuarios que tienen asignadas las casetas, le pagan un sueldo. Los indígenas no están acostumbrados a esa forma de economía, a estar todo el día ‘encerrados’ en la caseta y tampoco conocemos mucho del manejo de una tienda, por eso, pedimos a las administraciones del municipio y el departamento que nos ayuden con algún curso de economía solidaria para los beneficiarios de las casetas”.

Las primeras tardes del mes de julio han estado calurosas, oportunidad que no dejan escapar los pobladores del sector para sacar una fría manaca al mercado, acompañada de almidón o un mañoco bien amarillo. “Antes no hacía la manaca para vender y no tenía oportunidad de ganarme unos pesitos, ahora con la plaza puedo vender manaca, mañoco y casabe que hago en el conuco”, nos dice Doña Antonia, una de las tantas mujeres que sacan a vender sus productos a la plaza.

“Es muy bueno poder encontrar en un mismo lugar, todos los productos de la región; poder encontrar los productos frescos, el pescado en la mañana y la tarde, el plátano y la yuca y todos los productos autóctonos… todo lo encuentra uno acá en la plaza”, nos comenta Guillermo Marín, quien nos comenta además que va regularmente el lugar.

Nada de esto ocurría en este lugar antes del 23 de abril de 2018, cuando la administración municipal, en cabeza del actual alcalde Camilo Andrés Puentes, hizo entrega oficial de La Plaza de Mercado del barrio El Paujil.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *