Familias siguen en la espera de una vivienda digna

Por: Gardenia Rebolledo – Puerto Carreño

Tras conocerse la puesta en marcha del Programa Departamental para la Vivienda Digna, incorporado en el Plan de Desarrollo, se inició la avanzada del proyecto denominado “Construcción de 75 viviendas para el mejoramiento de la habitabilidad de la población vulnerable del municipio Puerto Carreño”, financiado con recursos de regalías.

En el mes de septiembre del año pasado, se firmó la Resolución 519-2018 por parte de la administración Departamental, en donde se realiza la convocatoria pública a los hogares vulnerables pertenecientes a las víctimas del conflicto armado, indígenas, afrodescendientes, población en condición de discapacidad y madres o padres cabezas de familia, quienes debían acreditar la documentación necesaria y cumplir previamente con los criterios de selección, condiciones y evaluaciones, pautados en la normativa interna.

Según los datos aportados por los funcionarios de la Secretaría de Planeación y Desarrollo de la Gobernación Departamental de Vichada, a la apertura de preselección para optar al beneficio de viviendas subsidiadas se presentaron 686 personas, de las cuales, 528 resultaron habilitadas previa verificación de sus formularios y evaluación de la documentación. Posterior a ello, se  realizó la evaluación de acuerdo a los puntajes y se adjudicaron las 75 viviendas.

Dora Astrid Rincón, una de las 453 aspirantes que quedó a la espera de una solución habitacional, manifestó su desconocimiento ante el proceso de selección por puntajes que realizó la Secretaria competente y expuso que “tengo tres hijos menores de edad, mi hijo mayor tiene una discapacidad, soy madre cabeza de familia, humilde y de acuerdo al SISBEN tengo estrato uno. Yo llevo años introduciendo papeles a las entidades para optar a una casa y no quedo, yo pido que me ayuden, porque necesito una vivienda digna”.

Este es el estado actual de la ejecución de la obra de las 75 viviendas. Foto. EL MORICHAL

Por su parte, Arbey Sánchez, Secretario de Planeación expresó que “en la resolución se establecía claramente todos los requisitos y además, como se iban a asignar los puntajes de acuerdo a la documentación presentada y a la situación de vulnerabilidad de cada familia”. Y argumentó, “de tal manera que los primeros 75 mayores puntajes fueron los que accedieron a viviendas. Es de recordar que durante más de siete meses, esta Secretaría estuvo atenta a recepcionar y revisar cada trámite, realizó los filtros y se otorgó el tiempo necesario para que las personas realizaran sus descargos si consideraban que sus puntajes estaban mal calculados” puntualizó.

Igualmente, recalcó que “Fue un proceso claro, transparente, tuvimos el acompañamiento para la verificación de información, el cruce de información con las diferentes entidades, el Ministerio del Interior, con la Alcaldía Municipal, con el Ministerio de v

Vivienda, con la unidad de Víctimas y de esta manera brindar transparencia al proceso”.

Por último, el secretario de planeación indicó que “la Gobernación igual tiene adelantando un proceso de contratación de otro proyecto de construcción de viviendas. Son 30 viviendas nuevas. Igualmente, se hará la convocatoria por parte de la Gobernación, se estará adelantando la divulgación de la convocatoria a través de los diferentes medios y las personas que no fueron beneficiadas en el proyecto anterior, pueden participar nuevamente, igual ya conocen el procedimiento y los requisitos”, finalizó.

El proyecto será entregado a los beneficiaros el próximo mes de agosto.

Acerca del prouyecto

La “Construcción de 75 viviendas para el mejoramiento de la habitabilidad de la población vulnerable del municipio Puerto Carreño” tuvo una inversión de $4.814.275.614 provenientes del Sistema General de Regalías. Sin embargo, debido a inconvenientes técnicos en el proyecto, se requirió hacer ajustes y se adicionaron $1.341.312.625 de recursos propios de la Gobernación, para un total general de $6.155.588.239.

Durante la ejecución del contrato son varias las circunstancias que han retrasado la obra. Según información registrada en el SECOP, cuyo proceso es el GV-OAJ-LP-027 DE 2016, el proceso contractual inició el 20 de diciembre de 2016, el contrato se firmó en 16 de marzo de 2017 y tenía un plazo de ejecución de ocho meses.

Sin embargo, a mediados de abril fue suspendido mientras el contratista solicitaba algunos permisos pertinentes a la Alcaldía Municipal y a la CORPORINOQUIA, además de realizarse un ajuste técnico al proyecto. Dicha suspensión duró hasta el 15 de noviembre de 2018, salvo con algunos avances mínimos en ese año y medio.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *