Empréstito aprobado a la Alcaldía de Inírida genera polémica en el municipio

Luego de dos debates en el Concejo Municipal, el proyecto por medio del cual la Alcaldía de Inírida solicitaba aprobación para pedir un crédito ante el Banco Agrario de Colombia, fue aprobado este viernes 21 de junio con una votación de seis a favor y cinco en contra. Un tema que sin duda ha generado todo tipo de reacciones por parte de la población iniridense.

Con las facultades aprobadas el alcalde del municipio podrá realizar operaciones de  crédito público por la suma de tres mil millones de pesos ($ 3.000.000.000,00). Ahora bien, ¿para qué necesita esa plata el Municipio de Inírida?

Desde su creación, la cabecera municipal de Inírida ha carecido del servicio de alcantarillado y en su totalidad las aguas negras están siendo vertidas sin ningún tipo de tratamiento al río Inírida, debido a la falta de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales – PTAR.

De hecho, la Administración municipal tiene la orden judicial de construir una PTAR, “porque no se pueden seguir arrojando las aguas negras de 27 mil personas al rio directamente sin ningún tipo de tratamiento”, precisa Camilo Andrés Puentes, alcalde de Inírida.

Con el empréstito de los $3.000 millones la Alcaldía pretende completar el 50% de los recursos necesarios para la ejecución del proyecto, correspondiente aproximadamente a $10.000 millones, de los cuales al Administración ya tiene $8.500 millones. La nación se compromete a apalancar el proyecto siempre y cuando de la administración municipal logren garantizar el 50% de los recursos que cuesta la obra. “El 50% del proyecto equivale a más de 10.000 millones y nosotros solo teníamos 8.500, por eso estamos pidiendo el crédito, para completar 11.500 millones de pesos y lograr así que la nación nos ponga el resto de plata que hace falta”, indicó el alcalde de Inírida.

El proyecto de la PTAR viene siendo trabajado de manera conjunta entre la Alcaldía, la Gobernación de Guainía que se compromete con $4.000 millones destinados a las redes de alcantarillado y, muy probablemente, el Gobierno nacional, a través del Viceministerio de Aguas, con unos $7.000 millones.

Por eso Puentes indica que “nosotros solo solicitamos el crédito, nosotros no nos hemos endeudado. Si no nos ponen (el Gobierno nacional) el resto de los recursos el proyecto se cae y la solicitud del crédito no se realizaría”. Y aclara que de ser aprobado el proyecto, “con los $3.000 millones haríamos redes porque de nada sirve hacer una PTAR si no hay como llevar las aguas negras hasta la planta de tratamiento”.

Pablo Acosta, un ciudadano de la capital del Guainía, que estuvo presente en el debate realizado en la mañana de este 21 de junio dice que el préstamo de los $3.000 millones “afecta a la siguiente administración en gran manera, además de modificar el programa de gobierno de quienes aspiramos a suceder al actual Alcalde, al comprometerse dineros de vigencias futuras, tendremos que suprimir muchos de los programas sociales que teníamos en mente. Es cierto que el alcantarillado y el agua potable del municipio son necesidades prioritarias, pero la pregunta es ¿por qué no hicieron la respectiva gestión al inicio del periodo de gobierno, sabiendo que es una de las necesidades más sentidas por el pueblo?”.

Frente a estos planteamientos, Camilo Puentes asegura que de acuerdo al proyecto aprobado por el Concejo Municipal, “el pago de los recursos prestados saldría de la bolsa destinada a Saneamiento Básico, es decir que no compromete los recursos de funcionamiento o libre destinación de las vigencias futuras”.

Una de las principales inconformidades por parte de la ciudadanía frente al empréstito gira en torno a que este se presentó finalizando el periodo del primer mandatario municipal, que termina el 31 de diciembre de 2019.

Desde la Alcaldía explicaron que “para poder presentar este proyecto la Administración tuvo que sincronizar junto con la Gobernación el Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado”. Además, el alcalde Puentes argumentó que “no puede aprobar uno un proyecto de PTAR cuando no hay un Plan Maestro De Acueducto y Alcantarillado”.

Finalmente, el alcalde de Inírida indicó, “yo entiendo que en el ambiente se tiene que ver raro que se solicite un crédito en el último año, pero es que yo llevo tres años trabajando este proyecto. Yo no puedo endeudarme primero y luego ver que me invento de proyecto, eso sí sería ser irresponsable”, precisó.

Te gustó? Compártenos en tu red

Un comentario en “Empréstito aprobado a la Alcaldía de Inírida genera polémica en el municipio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *