Nueva víctima de la delincuencia en Puerto Carreño

Aproximadamente a las 6:30 de la tarde de este 31 de mayo, Rodrigo Castro, habitante del Barrio Santa Helenita de Puerto Carreño, fue víctima de un delincuente que ingresó forzadamente a su tienda “Santa Helenita” le robó y golpeó para después huir del sitio.

EL MORICHAL conversó con Rodrigo Castro, quien relató que “ayer como a las 6:30 de la tarde, me encontraba trabajando en mi tienda como siempre lo hago, recuerdo que atendí a una muchacha que estaba comprando, ella se fue y llegó un muchacho en una cicla. Yo si lo vi que venía con chiro rojo y como tapada la cara, pero pensé que de pronto como estaba lloviendo el hombre estaba protegiéndose del agua y no preste atención a eso”.

El señor Castro relata que luego “pidió que le vendiera una preparada, cuando yo volteé a buscarla él estaba afuera y de pronto escuche un golpe a la puerta y ya el hombre estaba a dentro de mi tienda (había saltado la reja). Jalé por la peinilla para defenderme y le dije ¿qué hace usted aquí adentro?”, precisa el carreñense.

Después de forcejear con el delincuente Rodrigo Castro cayó inconsciente producto de una patada que lo dejó sin aire. Incluso, el ladrón le propinó un golpe que en la cara que le produjo una herida a la altura del pómulo izquierdo.

“Yo escuché a mi tío, un adulto mayor, que esta acá conmigo y es ciego, me dijo: mijo dele la plata no se haga matar por eso, de inmediato le hice caso y le entregué 100.000 pesos, que era la plata que había hecho del día” explica la víctima del robo.

Don Rodrigo fue trasladado por sus familiares al Hospital San Juan de Dios, donde le suturaron la herida abierta en la cara con cinco puntos. Además. Le formularon antibiótico y calmantes para lesiones causadas por el delincuente.

La víctima no pudo visualizar el rostro de su atacante, pero lo describe como una persona alta, delgada que vestía sudadera corta. Igualmente reseñó que no es la primera vez que le asaltaban la tienda, que meses  atrás ya se había presentado un incidente.

La Policía se presentó al sitió, pero don Castro, no colocó denuncia formal. Lo que impide al órgano de seguridad, realizar la respectiva investigación de este caso.

Por su parte una habitante del sector expresó que “acá existen robos a cualquier hora del día. Yo hago el llamado a los vecinos que denuncien esos hechos y a las autoridades competentes que realicen más patrullaje en esta zona” finalizó.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *