¿Qué le sucedió a Edwin Bejarano? Hablan sus familiares

El pasado 26 de marzo la noticia de la desaparición del joven Edwin Fernando Bejarano Beltrán, en el municipio Puerto Carreño, conmocionó a la colectividad carreñense. El hecho que estuvo en la palestra pública y redes sociales para que cualquier persona pudiera aportar información sobre su paradero. Pero no fue sino hasta el 30 de este mes pasado, cuando se conoció su aparición en territorio venezolano.

Los familiares de Edwin Bejarano, decidieron relatarle a EL MORICHAL cómo habrían ocurrido los hechos y así sellar dudas, comentarios desmedidos que se han tejido sobre el “Caso Bejarano y su desaparición” en las redes sociales y en la población vichadense.

La versión de la familia indica que Edwin Bejarano no se fue por voluntad propia de su lugar de residencia. A su juicio, se trata de una desaparición forzosa (secuestro), en la cual, se desconoce quiénes fueron sus captores, la razón y el móvil del cometimiento.

Lo que sí está claro para ellos, es que las autoridades competentes y los órganos de seguridad del Departamento no han realizado lo concerniente para investigar el hecho y dar con los responsables de este execrable suceso.

Es importante conocer un poco del Joven que estuvo cautivo, para ello, el equipo periodístico de EL MORICHAL pudo conocer que: Edwin Fernando Bejarano Beltrán, de 25 años de edad, es el tercero de tres hermanos, hijo de doña Martha Constanza Beltrán, habitante desde escasos seis meses en el sector la esperanza del Municipio de puerto Carreño, es graduado como Ingeniero Eléctrico y desde enero del presente año laboraba en la empresa de Electrovichada como ingeniero de apoyo al líder de Generación y Distribución. Según sus familiares y allegados, Edwin es una persona tranquila, de conducta intachable, lo describen como muy ‘callado’ y sin ‘vicios’, que no tenía problemas con nadie.

Con mención al comunicado oficial emitido por la Policía Nacional del Departamento, con fecha del 1 de abril de 2019, en donde se describe las acciones emprendidas, señalando, entre otras cosa, que “las investigaciones preliminares y versiones administradas indican que el señor Edwin Fernando Bejarano Beltrán se había desplazado al país de Venezuela más exactamente al Municipio de Puerto Páez (Estado Apure), cruzando el río Orinoco, en un Bongo o canoa en horas de la Mañana” textualmente.

Para Esneider Bejarano Beltrán, hermano de Edwin, “este comunicado que fue del conocimiento público y circulado en las redes de sociales, relata hechos impropios y no veraces”. Además agregó, “mi hermano fue rescatado de las aguas del rio Orinoco por un transportador que presta el servicio fluvial que se dirigía a Puerto Páez (orilla venezolana) quien lo avistó en el agua y notó que estaba cansado de tanto nadar. Al rescatarlo, todos se percataron de que mi hermano tenía en una de sus muñecas un lazo y con evidencia física de tortura, magulladuras en sus rodillas, pies, muñecas y cuello. El transportador le llevo a tierra firme, le pregunto su nombre pero era evidente que se encontraba en un estado de pánico y confusión por lo que enfrentaba al momento, impidiendo decir su identificación al momento”.

Según versiones e investigaciones que han realizado sus familiares y amigos, el joven recibió además la colaboración de un señor venezolano de ocupación moto taxista, quien sin conocerlo, le llevo a su casa, le facilitó ropa y alimentos. Posteriormente, fue entregado y resguardado por las autoridades militares de Venezuela, quienes le brindaron el traslado desde Puerto Páez hasta San Fernando de Apure y posteriormente hasta la frontera con Arauca. Allí fue entregado a los funcionarios de Migración Colombia en el puente internacional José Antonio Páez.

Es imperioso resaltar, que en los actuales momentos, su estado de salud es delicado y está siendo tratado medicamente en el centro del país con una valoración sicológica delicada. Lo que ha imposibilitado dar las declaraciones necesarias.

La incertidumbre y zozobra que vivió la familia Bejarano Beltrán, se resume en una plegaria de agradecimiento a Dios Todopoderoso por la bondad de tenerlo con vida y a su vez exigen a las autoridades que se apertura una verdadera investigación de rigor y se haga justicia.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *