Denuncian irregularidades en la prestación del servicio del hospital Manuel Elkin Patarroyo, de Inírida

Dos denuncias conocidas este 15 de febrero por EL MORICHAL dejarían en evidencia que el servicio de salud en el Hospital Manuel Elkin Patarroyo no anda para nada bien.

A finales de enero Tatiana Rodríguez empezó a sentirse mal. Un dolor de cintura, hinchazón en los pies y algo de sangrado le indicaron que su embarazo podría tener complicaciones, por esa razón decidió acudir al único hospital que tiene Inírida, Manuel Elkin Patarroyo.

Pero antes de salir tranquila y aliviada del centro médico, Rodríguez regresó a su casa con mal genio y desilusionada, pues en el profesional que la atendió no solo no la valoró sino que le manifestó que “por un embarazo nadie se ha muerto”.

Unos 10 días después de aquel incidente Tatiana siguió con los problemas de salud, por eso regresó al hospital, pero nuevamente le dijeron que los síntomas eran normales para una mujer en estado de gestación, y asegura que nunca la valoraron.

Sin embargo, en la mañana de este 15 de febrero decidió acudir al servicio particular que ofrece el Doctor Manotas, quien le confirmó que su quebranto de salud se debía a que su bebé, de apenas cuatro meses de gestación, había muerto. Hoy se recupera en su casa.

Para Tatiana lo paradójico es que pese a que estuvo delicada de salud nunca fue atendida por el especialista, y solo hasta le dieron cita en ginecología para el próximo 20 de febrero, cinco días después de haber perdido a su bebé.

El otro caso conocido por este medio de comunicación es el de Morelia Lara Largo, quien desde los primeros días de febrero estaba yendo al hospital debido un dolor abdominal, pero le aseguraban que era una gastritis, le ordenaban comprar ranitidina y la despachaban para la casa.

Pero el pasado miércoles llegaron nuevamente al Manuel Elkin Patarroyo, y en la valoración que le hicieron descubrieron que tenía cálculos en la vesícula. Según denuncian sus familiares, eso le afectó el páncreas y debe ser remitida con urgencia a un hospital de mayor complejidad, acción que no se ha realizado a la fecha.

La preocupación de la familia se presenta porque la vida de Morelia corre peligro.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *