Así se celebró el Día Mundial de los Humedales en Puerto Carreño

Cerca de 300 personas entre adultos, jóvenes y niños, participaron de forma activa en el Ciclo Paseo “Pedalee hacia el humedal Ramsar más grande de Colombia: El Río Bita”,  para celebrar el día mundial de los humedales en el municipio de Puerto Carreño – Vichada.

La ruta que inició en el Muelle Principal de Puerto Carreño sobre las siete de la mañana de este sábado 2 de febrero y tuvo como destino final la ribera del Río Bita, contó con cuatro estaciones de información donde la comunidad fue sensibilizada sobre la importancia de esta designación que convierte a este afluente en el Humedal Ramsar más grande de Colombia. Así mismo, se expusieron los retos en materia de sostenibilidad y preservación de su cuenca, biodiversidad y ecosistemas.

El río Bita es considerado como uno de los mejores conservados del país, fue declarado como humedal de importancia internacional con el decreto 1235 del 18 de julio del 2018. El anuncio fue realizado por el entonces Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, el pasado 05 de junio de 2018, durante la celebración del día del Medio Ambiente en el municipio de Puerto Carreño – Vichada.

Sin embargo, cabe resaltar que los esfuerzos por la protección del Río Bita iniciaron en el año 2014 cuando las instituciones vivas del departamento del Vichada se articularon para estructurar estudios y ejecutar proyectos dirigidos a la sostenibilidad de las 824.535 hectáreas de este ecosistema estratégico de la Orinoquia colombiana, conformando así “La Alianza por el Río Bita” integrada por la Armada Nacional, la Policía Nacional, el Instituto Alexander Von Humboldt, la Fundación Orinoquia, la Fundación Omacha, Corporinoquía, el SENA, la Alcaldía Municipal de Puerto Carreño y la Gobernación.

La Armada Nacional a través de la Fuerza Naval del Oriente, ha venido realizando una labor fundamental en materia operacional para el cumplimiento de los retos planteados. Con la presencia de unidades de Infantería de Marina y Guardacostas sobre esta importante arteria fluvial, se ha logrado contrarrestar el tráfico ilegal de fauna y flora, en especial de las especies en peligro crítico como el delfin rosado o tonina, la tortuga charapa y el caimán llanero; así como las actividades de explotación ilegal de recursos naturales; y la caza indiscriminada de peces. De igual forma, se ha realizado un acompañamiento a la Fundación Orinoquía en la estructuración de proyectos ecosostenible dirigidos a la investigación y desarrollo para la repoblación de especies ícticas y así garantizar su sostenibilidad ambiental.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *