Así es Tatiana Hernández, la reina del Guainía

Karol Tatiana Hernández es una de las mujeres más populares hoy en el departamento de Guainía, gracias a la representación que hizo de su departamento en el pasado Concurso Nacional de Belleza, realizado en Cartagena a mediados de noviembre de este año.

Aunque nació en Puerto Carreño el 10 de enero de 1995, la señorita Guainía llegó a la tierra de muchas aguas antes de cumplir un año de edad. Allí vivió hasta los 16 años y luego de graduarse como bachiller se radicó en Villavicencio (Meta) para estudiar Derecho en la Universidad Santo Tomás, de donde está próxima a graduarse.

Justo cuando Tatiana ingresó a la universidad empezó a organizar la idea de participar en el reinado. “Dios me preparó a mí para este momento, forjó mi carácter. Escogí la carrera adecuada para ser reina, que es el Derecho, porque va muy de la mano la labor social y el querer ser una voz líder”, precisó.

Desde su edad adolescente Hernández tenía claro que su figura era digna de ser considerada una las más bellas del país, desde temprana edad quiso ser modelo, hoy tiene unas envidiables medidas: 88-62-96, y su estatura es de 1.71 centímetros. “Cuando llego a estudiar en la universidad mis amigos me decían que tenía el talante para asumir el reto de ser reina por departamento del Meta”, manifiesta.

Sin embargo, ella prefirió tomarse el tiempo necesario y en el momento adecuado representar a su departamento. Cuando se radicó en Bogotá para hacer la judicatura (práctica profesional de los abogados) también incursionó en el modelaje, haciendo fotografía, comerciales, etc. En ese momento comprendió que debería representar a su Guainía del alma. El primer paso fue compartir su proyecto con la Primera Dama y el Gobernador de Guainía, de quienes recibió todo el respaldo.

Los costos acarreados por el certamen salieron de los ahorros de Tatiana Hernández y un gran esfuerzo familiar, el comercio del departamento también se sumaron a su causa. Otros recursos salieron de los patrocinios que la señorita Guainía consiguió; un aporte muy pequeño por parte de la Gobernación, mientras que “de la Alcaldía si completa ausencia”, precisa la soberana de la tierra de la Flor de Inírida.

Sin embargo, el apoyo y solidaridad de la gente de la región a través de las redes sociales era el verdadero motivo que tenía para soportar las largas jornadas del certamen que podía empezar a las cinco de la mañana y terminar a la media noche. Ese respaldo es algo que “me da tranquilidad y me tiene feliz, era algo que yo no esperaba”, puntualizó.

Aunque para la Señorita Guainía su presencia en el Concurso se terminó en la primera ronda, esta es una experiencia de vida con la cual aprendió a valorar mucho más sus raíces. “Aprendes de que la belleza es un concepto totalmente subjetivo, es algo que no está estandarizado, y que en Colombia tenemos muchísima diversidad. Cuando portamos la banda de un departamento estamos allá no solo para creernos las más lindas sino para mostrar a Colombia de dónde venimos y cuál es ese toque diferencial que nos aporta nuestra tierra”, explica Hernández.

Y agrega que “mi objetivo era dar a conocer el departamento, gracias a eso hay mucha gente enamorada del Guainía” que quiere conocer la Flor de Inírida, y visitar la tierra de muchas aguas. “No sé si me voy a convertir en agencia de viajes”, bromea; pero está segura de que quiere seguir trabajando como imagen de su tierra y potenciar turísticamente al departamento.

Tatiana, que se describe como una mujer soñadora, determinada, resiliente y respetuosa, tiene proyectos en marcha como modelo. Estoy esperando a que aparezcan las playas para ir a hacerme unas fotos, tengo mucho interés de mostrar nuestros sitios turísticos.

“Creo que seré señorita Guainía hasta que otra niña se atreve a tomar el liderazgo que implica el ser reina”, concluye Tatiana Hernández.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *