Freddy Latorre, un artista llanero que deja en alto el nombre del Vichada

Freddy Latorre, hijo de Margarita Mendoza Gaitán y Carlos Latorre Osorio (q.e.p.d.), y el segundo de la cochada de cuatro hermanos, descubrió su pasión por la música llanera cuando llegó al Vichada, en la década de los 90s. Tenía apenas nueve años y junto con su familia se instalaron en el municipio de La Primavera.  Allí estudió los primeros años de la escuela y tuvo la oportunidad de conocer el Festival del Curito, un auténtico parrando llanero. “Recuerdo que organicé de manera recursiva un cuatro con nylon de pescar, tarros y el micrófono era la tapa (el corcho) de una botella de manzanilla con un pedazo de madero incrustado”, rememora el artista.

En las tardes primaverenses solía darse una pasadita por el asadero El Mango, en donde don Hernando Betancourth (q.e.p.d.) quien sabia interpretar un cuatro bullanguero, “me  lo prestaba y yo a puro oído trataba de hacerlo llorar con un muñequeo entre llanero y carranguero”, relata Latorre.

Foto: Freddy Latorre

Después de un tiempo, Latorre se radicó en Cumaribo, en donde se graduó como bachiller en el año 2003. “Obtuve un lugar entre los mejores ICFES de Colombia pese a la falta de Comunicación y Tecnologías pero la precariedad económica siempre estuvo presente, por eso nunca pude acceder a las becas ofertadas por el Estado colombiano”, expresa el artista.

Freddy tenía claro que en la vida quería dedicarse a cantarle al mundo, y ha llegado donde ha llegado, de manera empírica y puro pulso. “Nunca recibí clases de música, pero donde escuchaba que había Parrando Llanero ahí me plantaba a observar detenidamente las pisadas del cuatro”, precisa.

Su estilo musical está marcado por la balada y sus inspiraciones son el reflejo del amor, el despecho y la traición. Literalmente, ha creado una base romántica estilizada con fondos criollos y algunas fusiones que pasan por música llanera, ranchera y banda. “Quizá sea criticado por ello, pero respeto a cada uno de los artistas, sus géneros musicales y sus formas de interpretar la música llanera. Me baso en la evolución de la música y la direcciono a todo el público. Sé que no es fácil, eso lo sé”, manifiesta Latorre.

Para componer las canciones se inspira en momentos vividos, “mis frustraciones en el amor, mis sueños y la esperanza algún día tener la certeza de mirar a mi esposa a los ojos y cantarle con el alma, aún no ha llegado ese momento. Tengo temas compuestos de hace más de 15 años que aún no he grabado”, agrega.

Foto: Freddy Latorre

El artista llanero ya grabó su primer sencillo, en el cual incluye temas como ‘Amor prohibido’, ‘Para toda la vida’, ‘Junto a mí’, ‘Que sea lo que quiera Dios’, ‘Ya te perdí la fe’ y ‘Prefiero que te vayas’. Estas dos últimas canciones son una fusión musical, y además, cinco de los seis temas son de su autoría.

Actualmente, pasas sus días entre el trabajo, grabaciones, rodaje de sus videos y presentaciones en la capital del Meta, recientemente ha grabado tres nuevos temas que serán presentados al público el próximo año.

Freddy no desaprovecha oportunidad para dar gracias a Dios por el talento que le ha dado y permitirle hacer lo que más me gusta: componer y cantar. Y a sus colegas “quienes han dado lo mejor para que estas obras queden espectaculares, a Platino Estudio por su calor humano y calidad de producción”.

Su familia ha sido fundamental para irse abriendo paso en el difícil camino de la música. Se le ponen los ojos vidriosos cuando su familia siente orgullo por haber grabado su primer sencillo. “Recuerdo que mientras mis hermanas me peleaban por poner en la grabadora música de Shakira y Laura Pausinni o vallenato a la lata, yo les hacía contrapeso con música llanera, era un caos, le daban quejas a mis padres, pero igualmente eso me hacía feliz”.

Su vida también fue marcada por su primo Javier Ortiz Latorre (q.e.p.d.), a quien popularmente le llamaban ‘Cachas’. “Me llenaba de entusiasmo al escucharlo en tarima en los municipios de Guamal, Castilla La Nueva y otro municipio del departamento del Meta. Hubiese sido espectacular haber podido compartir tarima y haber hecho un gran mano a mano con él, Dios me lo tenga en su Santa Gloria”, concluye el artista llanero.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *