Lo difícil de ser usuario de la Nueva EPS en Puerto Carreño

Liz Yenny Díaz es una habitante de Puerto Carreño que ha tenido que padecer la ineficiencia de los servicios de salud en la capital vichadense.

Díaz es usuraria de la Nueva EPS y el cinco de septiembre de este año tuvo una cita médica en la cual le formularon unos medicamentos para controlar el colesterol y los triglicéridos, que debía empezar a tomar con urgencia. Justo ahí empezó su calvario.

Ella se acercó hasta su EPS, en donde le dijeron que ese medicamento no lo tenían, pero que lo iban a solicitar. Sin embargo, tiempo después, Liz Yenny se acercó a la empresa que distribuye los medicamentos a los pacientes de la nueva EPS en Puerto Carreño, llamada Sikuani. Allí, ellos le vuelven a pedir otra autorización de la Nueva EPS. “En esos trámites se pueden pasar entre uno y dos meses”, relata la usuaria.

Cuando Díaz salió de su cita ese cinco de septiembre, en la prescripción que le dio el médico decía que era un medicamento que debía tomarse por tres meses a partir de la formulación, es decir, debía estar terminando su tratamiente antes de la segunda semana de diciembre. Pero ya es casi mitad de noviembre y no ha sido posible que Yenny obtenga sus medicamentos.

Entre ‘ires’ y ‘venires’, la señora Díaz se dio cuenta de una realidad aún más dolora: decenas de adultos mayores hipertensos deben de clamar por sus medicamentos.

La ‘hidroclorotiazida’ es un medicamento fundamental para las personas que sufren de hipertensión, pero a quienes deben reclamarlo en la Nueva EPS, con frecuencia les dicen que  no llega el farmacéutico. Así, los ancianos desfilan una y otra vez por las instalaciones de la entidad. “Algunas personas podrán adquirirlo en las farmacias y los que no, por Dios”, reclama indignada Liz Yenny Díaz.

Otro viacrucis deben sufrir los usuarios de dicha EPS enfrentan quienes necesiten solicitar remisiones o exámenes con especialista. “Salen las personas del Hospital para la Nueva EPS, de allá lo devuelven para Famedic, la nueva empresa encargada de conseguir la citas y las que traen los especialistas”, precisa Díaz. Y así pueden pasar los meses sin que los pacientes logren acceder a los médicos que necesitan o las remisiones necesarias a centros médicos de mayor complejidad.

En su reciente visita a Puerto Carreño, el Procurador General Fernando Carrillo anunció que revisar las irregularidades que se puedan estar cometiendo en materia de salud es una prioridad para la regional de la Entidad.

Te gustó? Compártenos en tu red

Un comentario en «Lo difícil de ser usuario de la Nueva EPS en Puerto Carreño»

  • el 17 noviembre, 2018 a las 9:05 am
    Enlace permanente

    En cuanto a los servicios de la Nueva Eps en Puerto Carreño. No sólo es deficiente el servicio para quienes viven en dicha Ciudad. Para quienes vivimos en Cumaribo es caótica ya que no contestan los teléfonos, los correos y demás medios de comunicación. Dejando sin garantía alguna a los usuarios.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *