Venezolano intenta asesinar al padre que ayuda a los venezolanos en Puerto Carreño

Una verdadera noche de terror tuvo que sufrir el padre Carlos Fernando Uribe este 31 de octubre. Al sacerdote, que es conocido por liderar una la Fundación Fundatakumi que alimenta en un comedor a niños de escasos recursos de Puerto Carreño, habrían intentado asesinarlo en su residencia.

Según relató el mismo sacerdote a este medio de comunicación, un joven venezolano de unos 20 años, identificado como Jairo Gil, a quién conocía desde hace unos ocho meses llegó con la tranquilidad de siempre hasta su casa, pero tarde de la noche, pidiendo que le permitiera ver televisión.

“Yo le dije que era muy tarde y no lo podía atender. Pero con él insistió, yo le dije que entrara a ver televisión mientras yo terminaba un trabajo que estaba haciendo”, relató Uribe.

A la una de la mañana el joven seguía viendo televisión, y el padre le reclamó que debía descansar. Parece ser que al venezolano no le gustó que el sacerdote intentara sacarlo de su habitación porque se le abalanzó encima e intentó asfixiarlo.

“Empezamos un forcejeo de unos siete minutos, y caímos al suelo. Yo logré desprender la cortina que cayó sobre el muchacho y en par de segundos abrí la ventana para gritar pidiendo ayuda, pero nadie me escuchó”, precisa el Padre.

Sin embargo, esa acción hizo que el joven entrara en razón y se arrodillara a para pedir perdón al sacerdote. “Él me dijo que lo perdonara, que no lo entregara, que él se iba a donde yo no volviera a ver”, puntializó.

Finalmente, el padre tuvo fuerzas para sacar al joven de su habitación y ponerse a salvo. Además, denunció el hecho ante la Fiscalía.

Carlos Uribe se ha caracterizado por brindar ayuda humanitaria a los ciudadanos venezolanos que han llegado huyendo a la difícil situación que atraviesa su país.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *