El viaje de mi vida

Por: Gabriela Navarro Flórez

Más que un simple e insignificante viaje ante los ojos de los demás para mí, era el viaje de mi vida con lo que había soñado desde que era una pequeña, muy pequeña niña. Deben pensar ¿pero a que se refiere?, bueno les voy a explicar; para los que no me conocen mi nombre es Lucia y tengo veinte años, mi vida es una farsa la cual ha sido vivida por mis padres, siendo yo, su títere oficial, he hecho lo que ellos me han creído correcto para mí, porque ante el entorno donde estoy y la sociedad que me rodea que solo está llena de prejuicios lo que quiero está mal visto en especial para mis padres que le tienen miedo, demasiado creo yo, al qué dirán.

Desde que nací nunca pude escoger que quería, siempre me sentí miserable y me hacía infinidad de preguntas que durante más de quince años no les encontraba solución, en especial me preguntaba ¿Por qué soy diferente a ellos? , me costó mucho entender eso, pero al fin encontré la respuesta y es muy simple yo, soy una nueva generación, la cual debe revolucionar el pensamiento tan anticuado e irracional de las personas que viven en una época prehistórica como estas, que siguen supuestos modelos de comportamiento absurdos, creyéndose los seres más éticos y moralistas, los cuales la mayoría no son capaces de enfrentar su realidad, la realidad a la que los han obligados a vivir, por eso viven una doble vida , a lo cual muchas veces estuve tentada pero NO, preferí enfrentarme y decir no más, quiero tener autonomía de mí , de lo que pienso, quiero y en especial lo que siento.

Estarán pensando que me enloquecí, y posiblemente cuando me baje de aquí mis padres me detestaran y mi supuesto prometido me odiara, pero durante muchos años no he podido ser yo misma, y no quiero callar más. Voy a hacer un pequeño recuento de mi vida, no todo fue frustrado aunque si falso, en lostiempos que podía abrazar a mis padres o compartir un simple desayuno con ellos para mí era lo más gratificante claro¡ esto sucedía no muy a menudo, ya  que mi padre trabajaba mucho para seguir y hace crecer su fortuna y mi madre se reunía con sus amigas en el club, mi hermano al cual amo y por el que seguí con esta farsa sé que no es feliz, en fin recuerdo que desde pequeña por el entorno en el que me encontraba mi madre, me llevo al mundo del modelaje lo cual no me gustaba, nuca me ha gustado ponerme vestidos, ni mucho menos tacones, no es lo mío y espero que lo entiendan , pero lo que si me gustaba era ver como los fotógrafos hacían su trabajo, siempre fue mi pasión¸ nuestros viajes siempre eran a Europa, Asia o Estados unidos, no tengo nada contra esos lugares que son hermosos pero siempre quise conocer mi bello país, COLOMBIA, creo que uno siempre debe conocer su país y después los otros, bueno crecí y de quince años pedí un viaje a la región más apartada que pocos conocen que es el Vichada, si existe no me miren con esa cara de asombro, mi madre me dijo en un tono despectivo “Lucia estás loca, apuesto que ese lugar no aparece ni en el mapa” y obviamente no me dio el viaje , hizo la fiesta del año donde invito a sus amigos , porque siempre fui amiga de personas a los que ella no aceptaba por ser de condición es diferentes a las de nosotros y claro me dio un viaje pero a Dubái, después en mi grado del colegio tuve el mejor puntaje siempre soñé con estudiar fotografía y viajar por todo mi país , ir a los lugares más apartados y capturar los paisajes y los retratos de la gente más espectacular, obviamente a mis padres les parecía una idea descabellada y me dijeron vas a estudiar : administración de empresas y apenas termines te casas, yo no sabía con quién, hasta que apareció Simón y nos hicieron comprometer , claro él es de mí mismo entorno. Ha sido un hombre muy especial pero nunca lo he querido, y aprovecho que estas aquí te pido perdón y te digo que no me quiero casar contigo, todo lo de mi vida no lo he escogido yo, pero hoy por fin acabo con esto y estarán pensando que vergüenza le hace pasar a sus padres, hermano y prometido , pero están errados solo les digo la verdad de mi historia que no quiero que se siga repitiendo y este título que me están confiriendo hoy, no lo merezco , porque no es lo que me gusta y apasiona, por eso no lo quiero, finalmente quiero agradecerle a mi familia porque nunca me falto nada material (aunque sentimental si, y mucho) , sin embargo no los juzgo .porque su crianza fue igual y creen están felices, pero sé que tienen un vacío muy grande, los amo y siempre los llevare muy presentes en mi corazón y quizás algún día vuelva. Gracias por su atención, espero haberles dejado una reflexión y que tomen consciencia.

Me baje de la tarima tire el diploma, el anillo de compromiso, los tacones, la toga y el birrete, escuche unos gritos de mi familia y prometido quienes me decían que volviera, pero este era mi momento por primera vez y necesitaba ocuparme de mí, pensar y hacer lo que quería, un taxi estaba esperando, desde ese momento comenzó la experiencia más genial, creería que comencé a vivir realmente mi vida, solo mía.

Como siempre lo soñé me embarque a una aventura con millones de miedos, con la tristeza de dejar a mi familia. Pero este no era momento para pensar eso, llegue al aeropuerto, me cambie y me subí al avión con rumbo a la capital del Vichada : Puerto Carreño, recibiéndome un calor delicioso, y el guía turístico, el señor Juan quien me enseñó la ciudad y la zona urbana donde vi y capture una llanura espectacular, que se combina con un paisaje maravilloso, inigualable con cualquier lugar del mundo, todo esto acompañado de una fauna única , con animales como el chigüiro, la danta, el loro cara sucia, el perro de agua , infinidad de especies de peces, el morrocoy, entre muchos más. Después conocí el cerro de la bandera donde se aprecia la unión del rio Orinoco y Meta.

Seguidamente fuimos a dar una paseo por la unión de estos ríos donde se aprecian unos bellos animalitos llamados toninas que tienen cierto parecido a los delfines de color rosado y gris, estas nos dieron un espectáculo natural increíble, cada vez me enamoraba más de esta región de sus creencia y cultura por medio de los llaneros y la diferentes etnias indígenas, al día siguiente fuimos al cerro del bita, un lugar magnifico con un paisaje fenomenal, cactus y una brisa hermosa.

Mi estadía en Puerto Carreño había acabado tenía que seguir conociendo Colombia, este lugar me dejo experiencias hermosas y lo mejor de todo fue conocer gente tan especial, amable y servicial, y tomar las mejores fotografías que son los recuerdos más invaluables, prometí volver y esta vez seria con mi familia ya que ellos me entendieron y quieren que vuelva su lado para hacer todas las cosas que siempre quise, y lo mejor es que junto a ellos voy a vivir mi verdadera pasión. Voy a donde mis padres y después me dirigiré junto a ellos hacia el Huila a una nueva aventura, que espero que sea mejor que la anterior.

FIN…

Te gustó? Compártenos en tu red

Un comentario sobre “El viaje de mi vida

  • el 12 mayo, 2018 a las 9:00 am
    Permalink

    Gracias muchas gracias por pensar y actuar de esa manera, créame no se equivocó, llegaste al sitio más bello del mundo Puerto Carreño, amable pueblo llanero, rincón y cuna de paz, acá empieza Colombia, es aquí donde la vida cobra color y sentido para vivir, ahora bien, todo nuestro país es hermoso y aprendiste a soltarte para ver el sentido de la belleza. Sigue siendo tu misma y pásala bien. Dios te guarde.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *