Desnutrición sega la vida de una menor en Vichada

En la mañana de este 16 de enero una menor indígena de dos meses de edad que se encontraba internada en el Hospital San Juan de Dios de Puerto Carreño murió por causa de una desnutrición severa.

La menor, al parecer de nacionalidad venezolana, había ingresado al Hospital desde el 10 de enero, y según el pediatra de esa institución, Harry Sánchez, al ser consultado por El Morichal dijo que “la niña llega aquí en pésimas condiciones, deshidratada, con problemas respiratorios, con una baja de azúcar en sangre importantísima que prácticamente la traían muerta”.

Según explicó el especialista, la desnutrición severa afecta de manera negativa del sistema inmunológico del ser humano, y eso provocó que al final la bebe sufriera un paro cardiorrespiratorio en la madrugada del martes 16.

Lo único que habría garantizado la vida de la niña hubiese sido el traslado a un hospital de más alto nivel, situación que ratifica el doctor Sánchez, quien manifestó que “se hicieron las vueltas para la remisión a un hospital de mayor complejidad, pero las condiciones realmente no permitían un vuelo seguro”.

Para Eliseo Gallardo, presidente de la Organización de los Pueblos Indígenas del Bajo Orinoco –ORPIBO, la muerte de la niña demuestra la vulneración y falta de atención a la población indígena toda vez que él había solicitado, desde el día en que la menor ingresó al hospital, “la remisión inmediata a un hospital de alto nivel para que salvaran la vida de la menor”.

En un comunicado emitido por la Secretaría de Salud de Vichada, rechazaron la denuncia realizada por Gallardo y se expresaron, entre otras cosas, que “no es aceptable que menores de seis meses presenten estas condiciones cuando lo único que deben recibir es lactancia materna exclusiva durante sus primeros seis mesas”.

Sin embargo, no era tan fácil que la menor se alimentara de leche materna si la misma madre no tenía como alimentarse, según manifestó Salustriano Díaz, médico tradicional indígena que trabaja para el San Juan de Dios.

Este caso de muerte a causa de la desnutrición es una alerta al Gobierno nacional, departamental y local que permita tomar medidas efectivas y respuestas contundentes para que el hambre no siga segando la vida de los niños vichadenses.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *