Indígenas intensificarán bloqueo en vía que de Puerto Gaitán conduce a Puerto Carreño

Han pasado casi ocho meses desde que los indígenas del Resguardo Corozal Tapaojo decidieron tomarse las vías de hecho, bloqueando la carretera que pasa por su territorio, para reclamar la vulneración de los derechos de esa comunidad.

El hecho toma tal relevancia debido a que la carretera que está siendo bloqueada es la que comunica, principalmente durante los meses de verano, a los municipios vichadenses de Puerto Carreño, La Primavera y Santa Rosalía, con el resto del país.

Si bien, en los meses de invierno la conexión de los tres municipios se da por medio del río Meta, con la llegada del verano su caudal se reduce, y con ellos su navegabilidad. Entonces casi que la única opción, o por lo menos la más económica, para carga y pasajeros, es transitar por carretera desde Villavicencio, pasando por Puerto Gaitán, municipio al que pertenece el Resguardo Corozal Tapaojo.

El territorio indígena está ubicado en pleno límite entre los departamentos de Meta y Vichada, justo antes de llegar a la Inspección de Guacacías (Santa Rosalía),y por el lugar pasa la vía que históricamente ha conectado al bajo Vichada con Colombia.

Según Miller Merchán, autoridad del resguardo, lo que reclaman es que desde el 2008 se ha incrementado el flujo vehicular, porque por esa carretera circula la carga que va para las empresas que en los últimos años han empezado a trabajar en el Vichada, y los indígenas no fueron consultados.

Además, Merchán explica que la vía no es de carácter nacional, como se ha dicho en repetidas ocasiones, y por estar en territorio privado ellos están en todo el derecho de reclamar.

Y cómo han pasado casi ocho meses desde que inició la manifestación, ahora que transitar por esa carretera es indispensable para los habitantes del bajo Vichada, los indígenas intensificarán el bloqueo, con el objetivo de ser escuchados.

El gobernador del resguardo le contó a EL MORICHAL que a partir de la fecha no permitirán el tránsito de ningún tipo de vehículo, excepto los vecinos del sector.

Negligencia a la hora de solucionar la problemática

El pasado 29 de noviembre los dos gobernadores que tiene el resguardo fueron convocados a una reunión de acercamientos con la Gobernación del Meta, pero cuando estuvieron en la entrada del despacho de Marcela Amaya, no dejaron ingresar a los asesores de los indígenas, por lo que las autoridades de Corozal Tapaojo no entraron a la reunión.

Frente a ese caso, Miller Merchán dice que no se explica por qué impidieron el ingreso de sus abogados, pues tienen derecho a estar asesorados en esas reuniones.

Según, Merchán, otra negligencia para darle solución a la problemática recae en la administración municipal de Santa Rosalía, y la Gobernación de Vichada, porque desde hace cuatro años han hecho llegar oficios solicitando el acercamiento con las empresas que motivan el paro, pero las entidades no generan ninguna respuesta al respecto.

La solución inmediata

La comunidad del Resguardo Corozal Tapaojo propone una mesa de dialogo que involucre a las instituciones del Gobierno nacional, y de los departamentos de Meta y Vichada, así como la empresa privada, donde puedan exponer sus peticiones y encontrar una salida al bloqueo, que de no levantarse pronto, podrá en aprietos a medio departamento.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *