Contrato de alimentación escolar en Vichada presentaría un detrimento patrimonial de casi $5.000 millones

La Gerencia Departamental de la CGR abrió también indagación preliminar por la modificación del proyecto de construcción del Centro de Formación e Investigación en Energías Renovables (CINER), donde se detectó un hallazgo fiscal por $1.959 millones.

La Contraloría General de la República avanza en una indagación preliminar para establecer si imputa responsabilidad fiscal por un presunto detrimento patrimonial de $4.922 millones de pesos originado de irregularidades presentadas en un contrato de suministro de alimentación escolar para los internados del departamento del Vichada.

Al revisar la ejecución del contrato cuestionado, se evidenciaron alimentos en mala calidad y víveres que no llegaron en la cantidad requerida ni en forma oportuna a los establecimientos educativos.

Además, no se cumplió a cabalidad la minuta, no se llevaba a diario la planilla de control de alimentación y no se tuvo en cuenta a los proveedores locales para el suministro.

Se trata del contrato No. 024 de 2014, suscrito entre el Departamento de Vichada y Adiel Calderón Vaca, contratista mencionado en investigaciones similares en otros departamentos, donde además del incumplimiento en la entrega oportuna de víveres, se encontró que el operador presentó fallas reiteradas en el suministro de combustible y agua potable para la preparación de los alimentos.

A pesar que el contratista incumplió sus obligaciones, la Gobernación de Vichada le giró $9.120 millones.

Por este caso, detectado en una auditoría a los recursos del Sistema General de Regalías del departamento del Vichada, vigencias 2012-2014, la CGR abrió indagación preliminar a finales de agosto pasado.

Esta es una de las investigaciones relevantes que adelanta la Contraloría General de la República en el departamento de Vichada, según se revela hoy en la Rendición de Cuentas de esta entidad en Puerto Carreño.

El caso del CINER

Otra investigación que adelanta la Gerencia Departamental Colegiada de la Contraloría General de la República en el Vichada tiene que ver con la modificación del proyecto de construcción del  Centro de Formación e Investigación en Energías Renovables (CINER).

En auditoría a los recursos de regalías, se encontró un hallazgo con incidencia fiscal por $1.959 millones, valor del ítem del contrato correspondiente al sistema fotovoltaico.

La CGR estableció que no se hizo la instalación del grupo electrógeno de celdas solares, de tal manera que el proyecto perdió su razón de ser, y ha terminado siendo una obra más de infraestructura.

Los hechos detectados en la auditoría son ahora objeto de una indagación preliminar, abierta a principios del pasado mes de octubre, para determinar si se imputa responsabilidad fiscal.

Foto portada: Yulian Perdomo
Te gustó? Compártenos en tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *