La Guardia Indígena se encargó de la seguridad durante visita del nuevo representante del Guainía a Inírida

Por: Adolfo Guajo

Desde que los medios de comunicación informaron sobre la posesión del nuevo representante indígena por el partido ASI, Pablo Alba, las Autoridades Indígenas, quienes han estado vigilantes de los representantes indígenas, y en cabeza de la Guardia Indígena del resguardo el Paujil, se encargaron de la seguridad en la primera visita oficial, el pasado fin de semana, del recién posesionado congresista.

Vale la pena recordar que esa misma Guardia había tenido a cargo la seguridad del representante anterior, Edgar Cipriano, a quién el Consejo de Estado le quitó su investidura por tráfico de influencias, cuando este visitaba el departamento de Guainía.

Desde su llegada al aeropuerto ya se habían delegado cuatro guardias de confianza para que acompañaran en cada instante la seguridad y e inspeccionaran los sitios que visitaría el Representante.

El viernes 11, en el parque Flor de Inírida, después de haber recibido la bendición, Alba se dirigió a la comunidad y dijo que “trabajaría estos meses por sacar adelante al Guainía y trabajar por el pueblo indígena, como también denunciar a todos esos gobernantes que han desangrado el departamento”.

El sábado 12 el Representante visitó las comunidades de Platallinal, El Provenir y en Inírida, visitó el barrio indígena Brisas del Guainía.

En todas sus reuniones Pablo Alba fue enfático en afirmar que “no le temblará para denunciar la obras mal hechas con millones de pesos que le llegaron al departamento”. También pidió disculpas al país por la actuación de su antecesor y aseguró que “hará un buen trabajo desde la Comisión Sexta de la Cámara”.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *