La abstención como herramienta democrática

Por: Ricardo Madriñán Valderrama

La revocatoria del mandato es un mecanismo absurdo que no se encuentra contemplado en ningún país civilizado y que lleva vigente 26 años en Colombia sin que haya sido respaldada por un solo resultado positivo, ya que nunca ningún mandatario ha sido revocado por este medio en la historia republicana del país.

En el caso de Puerto Carreño, el intento de revocar al alcalde Marcos Pérez Jiménez no se trata de una herramienta democrática de participación ciudadana, sino de una plataforma calculada de revanchismo político a través de la cual se pretende manipular a la ciudadanía con mentiras y desinformación en aras de satisfacer intereses personales de un puñado de opositores a la administración municipal.

En su primer año de gobierno, pese al imperativo legal que obliga a trabajar con el presupuesto que dejó estructurado la administración anterior, la alcaldía dio cumplimiento a una cifra superior al 38% del Plan de Gobierno “Puerto Carreño Somos Todos”, por lo que el argumento de incumplimiento (que en teoría debe sustentar un proceso revocatorio) no tiene ninguna base real. Nunca en la historia reciente de Puerto Carreño un mandatario había estado tan presente en las inspecciones, en la zona rural, ni mucho menos había estado en contacto permanente con la ciudadanía de la forma en la que lo ha hecho el actual alcalde.

Esa manera sana y espontánea de hacer política tiene preocupadas a varias estructuras políticas que aún no superan la resaca de la derrota electoral de 2015 y representan las verdaderas motivaciones que impulsan esta iniciativa de revocatoria.

Por estos motivos, el Centro Democrático, partido que avaló la candidatura de Marcos Pérez, invita abiertamente a la ABSTENCIÓN como mecanismo idóneo para derrotar la iniciativa de revocatoria. No salir a votar, además de servir como actitud democrática para hundir el umbral legal necesario de más de 3.700 sufragantes, servirá para desincentivar este tipo de iniciativas perversas hacia el futuro y preservará la gobernabilidad de los elegidos en justas electorales.

Por eso nuestro mensaje es claro: No se dejen engañar. Por Puerto Carreño, el departamento y la defensa de la democracia: Si usted apoya al gobierno municipal no acuda a las urnas. No le hagamos el juego a los revanchistas. No apoyemos la revocatoria y no salgamos a votar!

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *