Yo conozco a Claudia

Por: Nicolás Ordónez

“Yo conozco a Claudia, a Claudia conozco, yo conozco a Claudia por su forma de caminar”, así dice una de las canciones mas populares de las fiestas “decembrinas” en Colombia, canción que le da cierta personalidad a una mujer bailarina dadas las festividades de la época, aunque yo conozco otra Claudia.

Poca ha sido mi relación con la Senadora del Partido Verde, mis primeras impresiones y sorpresas surgen luego de ver un video, donde Claudia López como analista en un foro con el Presidente Álvaro Uribe en los años que ejercía esta dignidad, organizado por La Universidad Jorge Tadeo Lozano, le expresa que para ella, el gran error del gobierno presidido entre 2002-2010 no fue el mandatario sino que quienes lo rodeaban, que con el mandatario no tenia ningún problema, lo que me sorprendió de allí, fue luego en 2014, la misma Claudia López, siendo ya Senadora, se refería a ese Presidente – para la época ex Presidente – que trataba con total respeto, como “una rata de alcantarilla” y es en medio de gritos en el Congreso, gano adeptos y aplausos por una parte del público.

Me cuestione a mi mismo, sobre aquella persona que con más de 100.000 votos de opinión llego al Congreso a legislar de esa manera y así paso el tiempo, luego un día volví a sentirme atónito por las apariciones mediáticas de la Senadora López, luego de que publica una foto en las horas de la mañana en el Recinto de la Plenaria del Senado, donde mostraba las curules del Partido del Centro Democrático vacías y tituló su publicación como “esta es la forma que se roban el sueldo”, no obstante antes de reaccionar pregunte a una persona cercana al Congreso que ¿por qué el Centro Democrático no estaba allí? Vaya sorpresa resulta que la hora citada estaba para las 3 de la tarde, 5 horas después de la foto; entonces la relación lógica allí es como voy a estar en un lugar, 5 horas antes de ser citado, con lo cual quedo reflejado otra maniobra de la Senadora Claudia López para llamar la atención de una forma poco ortodoxa.

A lo sumo esperaría uno que se retracte quien comete el error o al menos deje a un lado este tipo de comportamientos y nada de eso, para sorpresa mía nuevamente, luego de que el Senador Alfredo Ramos hace y presenta una investigación hecha por su unidad de trabajo legislativo, donde demuestra como Claudia López, poco asistía a las sesiones del Congreso y por el contrario dedicaba mas el tiempo a atender medios de comunicación – lo cual no estaría mal si fuera en horas distintas a la hora de sesionar – , y esa disculpa nunca llegó, allí resultan más razones para repensar lo que ofrece la Senadora López.

Me llevo recuerdos de Claudia López que la razón poco lograr entender, en un auto video la Senadora dice que si el acuerdo de paz no cumplía unas condiciones mínimas de justicia y reparación votaría que No en el Plebiscito, el primer acuerdo final no cumplía con esas condiciones y Claudia López  voto Sí e hizo una campaña bastante fuerte aun en contravía de sus principios éticos, morales y políticos.

Nunca he entendido porque Claudia López, debe gritar tanto, insultar a los demás colegas, que aun cuando hay razones la prudencia como baluarte y principio de valor en la política debe primar en medio de la contienda y ser la virtud que describa a quienes gobiernan y legislan de forma sana y proactiva por el país. Ojala la precandidatura presidencial que hoy emprende sea el camino para que logre entender y madurar sobre la pregunta filosófica sobre “El Otro” en la política.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *