Es diferente ser invitado, que pedir cita

Por: Nicolás Ordóñez

Hay una frase muy celebre en el folclore vallenato y es “no es lo mismo compra´ el tiquete que andar en avión”; así exactamente le pasó al Presidente Santos horas antes de su visita al Vaticano para encontrarse con el Sumo Pontífice, su Santidad el Papa Francisco, dentro de gira por el Viejo Continente, pues grande fue  la sorpresa del primer mandatario colombiano al enterar que el ex Presidente Uribe Vélez, líder de la oposición en Colombia, había sido invitado por el Papa Francisco para estar en dicha reunión.

El simple detalle, de haber sido invitado el  Senador Uribe por parte del Vaticano dio un mensaje mediático y político muy fuerte, pues se entendió como la congregación de todas las fuerzas políticas del país entorno a la discusión de la Paz, convocadas por quien en una reunión seria su mediador, el Papa Francisco, ¿Quién podría dudar que de esta reunión pudiera haber un resultado tan siquiera regular? Todos esperábamos que así fuera.

En medio del ajetreo que ha llevado la discusión de tan famoso “Fast-Track” en el Congreso de la República y la extenuante gira del Presidente Santos por Europa, además de los compromisos nacionales que cada uno de los líderes políticos lleva en el país, se sumó esta invitación de carácter urgente, que permitió el día 16 de Diciembre de 2016 un nuevo encuentro entre el Jefe del Gobierno Colombiano y el líder de la oposición, esta vez se podría decir con la Bendición de Dios.

Esta reunión es de vital importancia, pues es con una figura de carácter mundial – más allá de quienes tenemos convicciones religiosas profundas – El Papa, es una figura de Paz y Reconciliación y por ello para un proceso de paz como el de Colombia, es vital su participación incluyente, como lo fue esta reunión.

Reunión, la cual tuvo avances importantes, como la posibilidad de abrir nuevos espacios de concertación entre quienes apoyaron el acuerdo sometido a votación el 02 de Octubre y quienes no estuvieron de acuerdo y se manifestaron mediante el No, obteniendo el derecho legítimo según la Corte Constitucional, en representación de la Rama Judicial, de renegociar lo acordado, lo cual es uno de los parámetros que le pidió al Papa Francisco, el ex Presidente Álvaro Uribe Vélez, que el Gobierno “afloje” un poquito, para establecer una Paz de carácter Nacional, mediante la votación popular.

El balance de esta reunión es positivo, vemos cada día como la victoria del No en el Plebiscito el pasado mes de Octubre, dio la posibilidad de unir al país en una sola dirección y las ventanas que se han vislumbrado con este resultado. Esperamos el Gobierno pueda ser respetuoso de estos resultados, más ahora cuando la Figura de Dio  en la tierra tiene los ojos más atentos al Proceso.

Te gustó? Compártenos en tu red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *